Amelia Salinas: ni value ni growth… “Nuestra distinción en EE.UU. es sectorial”


Los inversionistas que se subieran al carro de las acciones estadounidenses hace poco más de dos años, cuando la Reserva Federal inició la tercera ronda de flexibilización monetaria con la famosa Quantitative Easing, tienen motivos para estar satisfechos con el rumbo de su inversión. En Chile, 18 fondos mutuos superan el 30% con alguna o varias series en este periodo de dos años de expansión monetaria, y nueve de ellos están por encima del 60%, según estadísticas de Morningstar. El fondo que lidera el ranking de rentabilidad en el periodo es el Principal USA con un 68%. El vehículo de Principal Financial Group Chile, con un patrimonio de más de 120 millones de dólares, tiene como portafolio manager a Amelia Salinas, una de las selectoras más reconocidas en Chile. De las 10 series del fondo, 7 tienen 5 estrellas Morningstar y 5 supera el 20% de retorno entre enero y octubre. Salinas explica a Funds People Latam que la clave del proceso de inversión es seleccionar ETF o fondos mutuos que permitan exposición a determinados sectores: Nuestra estrategia no hace distinción específica entre value y growth sino más bien sectorial”.

Así, explica que en los últimos tiempos el fondo ha tenido un sesgo hacia empresas del sector sanitario y consumo. “Durante los últimos años hemos tenido visión positiva en el sector salud, que se ha visto favorecido del ‘Obamacare’ y en los sectores de consumo que se benefician de las bajas tasas de interés y las mejoras que hemos visto en el mercado laboral”. Esto se observa con la distribución sectorial del portafolio: los datos de Morningstar al cierre de octubre muestran que el sector salud pesa un 16,8% del portafolio, mientras que consumo cíclico y servicios financieros están en un 11,6% y 12,9% respectivamente. El Vanguard Health Care ETF, el Vanguard Financials ETF o el Vanguard Consumer Discretionary ETF son algunos de los productos en los que más invierte el fondo, siempre con preferencia.

Sin embargo, la industria que tiene más presencia en la cartera del Principal USA es la tecnológica, con un 18,4% y con el Vanguard Information Technology ETF como inversión más importante. “Actualmente, seguimos con nuestra visión positiva en los sectores de consumo y también nos gusta el sector tecnología. Las empresas del sector continúan mostrando positivos crecimientos en utilidad (Apple, Netflix, Google, Yahoo…), las valoraciones se encuentran bajo su promedio y el sector debiera verse beneficiado por un aumento en fusiones y adquisiciones y gastos de capital”.

El Bull Market va a durar más tiempo

Meses atrás, cuando mayo daba sus primeros pasos, Amelia Salinas opinaba en una entrevista que el ‘bull market’ de los mercados desarrollados iba a continuar. Aunque, como avisaba entonces, con mayor volatilidad que en los meses precedentes y con alguna corrección, así ha sido y así espera que continúe en el mercado accionario estadounidense. “La economía de EE.UU. continúa mostrando muy buenos datos de actividad, dejando de lado el shock transitorio del primer trimestre de este año y por lo mismo mantenemos el sentimiento positivo hacia la renta variable. Creemos que este ‘bull market’ va a durar más tiempo”, indica.

Asimismo, la entrega de resultados del tercer trimestre apoya su argumento. “Han reportado 462 compañías del S&P500 y un 74,2% han superado las expectativas del mercado y sólo un 16,7% han estado bajo las expectativas, lo que muestra que las compañías continúan creciendo a un ritmo mayor a lo esperado y por lo tanto, da motivos de tranquilidad para la renta variable, especialmente para inversionistas de largo plazo”.

La portafolio manager y selectora de Principal considera que lo anterior viene explicado por la evolución de la economía norteamericana, que puede sostener el crecimiento estable del mercado aún sin estímulos desde la Reserva Federal. “Durante los últimos años hemos vivido una situación extraordinaria y ahora estamos volviendo a una normalización. Creemos que el crecimiento económico es sostenible, así lo muestran los últimos indicadores adelantados, como son la confianza del consumidor y las encuestas a gerentes de compras, que señalan expansión para los próximos seis meses. El crecimiento económico va a continuar ganando terreno beneficiándose del bajo precio del petróleo”.

Además, otro aspecto a tener en cuenta para mejorar en confianza es el tipo de cambio. “Creemos que el dólar va a seguir fortaleciéndose, tanto el Banco Central de Japón como el presidente del Banco Central Europeo están comprometidos en combatir la deflación e impulsar el crecimiento, por lo mismo, van a seguir expandiendo su balance, estos movimientos debieran impulsar aún más las acciones y el dólar”.

Correcciones saludables

Aunque la gestora de Principal se muestra optimista para el accionariado de la primera economía mundial, pero avisa de que no se debe caer en la tentación de volverse pesimistas por ellas. “Estamos en un ‘bull market’ que creemos que va a durar más tiempo, pero probablemente con mayor volatilidad y con alguna corrección que sería saludable, dado que permitiría a otros inversionistas entrar al mercado”. Salinas recuerda que durante noviembre el S&P 500 superó nuevos límites, algo que hay que interpretar como que “las acciones continúan siendo la clase de activos preferida por los inversionistas, con el rendimiento de los bonos en niveles muy bajos y la liquidez barata”.

Una cosa que preocupa a algunos (o bastantes) inversionistas son las subidas de tipos de interés que tarde o temprano realizará la Reserva Federal si la economía sigue por el curso previsto. “Cada vez que se ha mencionado un alza en la tasa de interés por parte del FED hemos vistos correcciones en los mercados bursátiles”, reconoce Amelia Salinas. Sin embargo, añade, “dado los fuertes fundamentos de la economía estos movimientos han terminado siendo transitorios. Los comunicados de la FED muestran que la tasa no va a subir antes de mediados del 2015, cuando exista una clara recuperación del mercado laboral”. Por este motivo, concluye, “un aumento en las tasas de interés va a significar una normalización de la economía, que continua fortaleciéndose y una señal positiva para los mercados que podrán apreciar un mercado laboral consolidándose, y con un consumidor con un mayor poder de compra”.

Lo más leído