Álvaro Guzmán (Azvalor): "Probablemente el petróleo sea el mejor activo de la próxima década"


Azvalor Asset Management ha celebrado este lunes su V Conferencia Anual de Inversores, en la que han aprovechado para anunciar algunas novedades. Por un lado, la gestora ha decidido reducir el importe mínimo para aportaciones periódicas hasta 100 euros, frente a los 500 euros en los que se situaba hasta ahora, un cambio que surge “tras la petición de muchos de nuestros inversores”, ha reconocido Sergio Fernández Pacheco, director financiero y de operaciones de la gestora. Y por otra parte, a partir del próximo 16 de marzo los inversores se podrán dar de alta en la gestora a través de un proceso 100% digital, sin necesidad de imprimir ni firmar ninguna documentación física.

La digitalización es una de las áreas donde más se están centrando. De hecho, el 90% de las operaciones adicionales se han hecho de forma digital en el último año, frente al 80% del año anterior. “Lo más importante de ello es la reducción del riesgo operacional”, ha subrayado Pacheco.

Pero también han querido tranquilizar a sus inversores con respecto al comportamiento de los fondos en el último año. “El petróleo nos ha penalizado mucho, sino probablemente se habrían comportado mejor”, ha admitido Álvaro Guzmán, codirector de inversiones y gestor. "Preferimos estar en el lado de la historia donde invertimos en lo odiado. Y me atrevería a hacer una predicción: en la siguiente década probablemente el mejor activo sea el petróleo", ha añadido.

En ese sentido, ha definido el mercado actual como “el más caro de la historia” y a pesar de ello “hay un sector, materias primas, que están extremadamente barato”. “Estamos invertidos en el activo más odiado, resulta frustrante durante un tiempo mantenerlo en cartera, pero la historia demuestra que los siguientes diez años son muy buenos”, ha avisado.

Cinco compañías que explican la caída del fondo internacional desde los 120 euros, ha explicado Fernando Bernad, codirector de inversiones y gestor. Por un lado, las plataformas petrolíferas como Valaris, Transocean, Diamond Offshore y Borr Drilling (tienen estructuras colosales cuyo alquiler es muy volátil); el segundo caso es Consol Energy, dedicada a la minería del carbón (aunque tienen claro que no va ser la minería del futuro, tampoco creen que vaya a desaparecen de un día para otro); y en tercer lugar Tull Oil, en la que algunos problemas temporales se vieron exacerbados por las caídas del petróleo. "No nos hemos enamorado de las materias primas, sino del precio al que cotizan", han aclarado.

Sobre los criterios de inversión socialmente responsables, Guzmán ha reconocido que "llevamos ejercitándolo de serie muchos años. Creemos que para que las compañías ganen más dinero es mejor que paguen bien a sus empleados y dejar mejor el entorno de lo que te lo has encontrado", ha contado.

Patrimonio bajo gestión

La gestora cerró el año pasado con un patrimonio de 1.412 millones de euros, lo que supone un 7-8% menos de lo que tenían a comienzos de 2019. “La comparativa de nuestros fondos contra el mercado no ha animado a los inversores”, ha reconocido Beltrán Parages, socio director de la gestora.

Aun así, el número de inversores creció un 10% durante el pasado ejercicio, hasta los 17.360 inversores. Con respecto al equipo, ya son 38 empleados: “Estamos en uno de nuestros mejores momentos”, ha dicho Parages.

Con respecto al fondo de Azvalor Managers, que gestiona Javier Sáenz de Cenzano, este último ha señalado: "Los periodos malos de rentabilidad son necesarios para obtener buenos resultados, pero la clave es que el manager tenga el temperamento necesario para aguantar".

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente