Tags: Lanzamientos |

Altamar lanza un nuevo vehículo inmobiliario, el Altan IV Global


Un año después de transformar su gestora de capital riesgo en gestora de instituciones de inversión colectiva, Altamar Capital Partners lanza al mercado su cuarto vehículo inmobiliario, el Altan IV Global. Un fondo de fondos de inversión libre que llega meses después de que la entidad anunciase que ampliaba su plataforma de gestión de activos alternativos con la creación de una nueva área de negocio, Altamar Credit, enfocada a la gestión de fondos de deuda privada.

En este caso recurre de nuevo a una de las áreas en las que el grupo ya tiene experiencia de sobra, el sector inmobiliario. “Se trata un fondo que sigue con la misma política de inversión que los otros fondos Altan, que es invertir globalmente en fondos y coinversiones en el sector inmobiliario con perfil de valor añadido”, indica la firma. Tal y como especifica el folleto informativo del fondo, la sociedad limitada Altamar Real Estate será la asesora del fondo.

La cartera estará compuesta por entre 15 y 25 fondos de inversión libre españoles o instituciones de inversión colectiva extranjeras domiciliadas en la OCDE o gestionadas por una sociedad gestora o entidad que desarrolle funciones similares a las de la sociedad gestora y con análogas exigencias de responsabilidad, sujeta a supervisión con domicilio en un país perteneciente a la OCDE. Predominantemente serán de Europa, América y Asia Pacífico. 

El producto llega con dos clases de participaciones, la A y la B, cuya primera diferencia es el compromiso de inversión inicial mínimo, de 2,5 millones en el primer caso y de 150.000 euros en el segundo. Su comisión de gestión se sitúa en el 0,9% y el 1,35%, respectivamente, y la comisión de resultados, que está sujeta a la obtención del 7% de retorno preferente, oscilará entre un 5% y un 10%.

Los compromisos de inversión se suscribirán en los fondos que formarán parte de la cartera durante el periodo de inversión, que está comprendido entre el registro del fondo y el tercer aniversario (prorrogable por un año) desde la finalización del periodo inicial de colocación. Este último periodo finalizará dentro de un año (prorrogable por 6 meses) después de la fecha del primer cierre (primer desembolso de partícipes no considerados promotores del fondo).

Según indica el folleto informativo, en el periodo de construcción de la cartera se invertirá durante seis meses en activos líquidos y otros fondos monetarios líquidos. La inversión mínima se alcanzará a los 12-18 meses desde el primer cierre. Para lograr la inversión máxima (sin financiación ajena) del patrimonio total comprometido en fondos subyacentes, se podrán suscribir compromisos de inversión en una cuantía superior a este patrimonio, si bien la suma de dichos compromisos de inversión no deberá superar el 130 % del total comprometido.

La comercialización del fondo, no adecuado para inversores que quieran retirar su inversión antes de la próxima década, se dirige a inversores profesionales y aquellos no profesionales cuyo compromiso de inversión máximo sea del 20% de su patrimonio financiero y que haya recibido un asesoramiento profesional.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído