Allianz Global Investors mantiene la sobreponderación de acciones frente a bonos


En la última edición del boletín "Mercado de Capitales" de Allianz Global Investors, la gestora se plantea si debe mantener la sobreponderación de las acciones frente a la renta fija, así como su "asset allocation". Según sus conclusiones, se debería mantener la sobreponderación táctica de la renta variable frente a los bonos, pues su valoración sigue resultando más atractiva (la diferencia entre ellos casi nunca ha sido tan alta en los últimos 20 años) y el ánimo general con respecto a las inversiones de mayor riesgo se ha visto favorecido por las medidas de liquidez adoptadas por los bancos centrales y por la mejora de la economía en todo el mundo.

Además, el riesgo de deflación se ha reducido. Para Allianz, los factores de riesgo conocidos (el endeudamiento de los estados periféricos de la Unión Europea y el sobrecalentamiento de China) podrían ser fuente de preocupaciones a lo largo del año, pero no de forma permanente.

Como factores positivos que vienen desarrollándose en los últimos meses, la gestora señala la estabilización de la economía mundial (gracias entre otras cosas a las medidas de política monetaria y fiscal), el aumento de las inversiones y el comercio minorista, así como el aumento del deseo de riesgo en los mercados de capitales, como lo demuestran no sólo las señales positivas de finales de 2010 en las cotizaciones de los mercados de acciones y de materias primas, sino también el reciente descenso en el mercado de los bonos.

Por ello, “los mercados de acciones tendrían que seguir siendo prioridad no sólo por la liquidez que busca rentabilidad, sino también por sus atractivas valoraciones en comparación con los bonos. La diferencia entre la rentabilidad actual de las acciones de más del 8% y la rentabilidad de aproximadamente el 3% de los bonos estadounidenses a 10 años raramente ha sido tan alta en los últimos 20 años. A ello se añade la buena rentabilidad de los dividendos de los grupos empresariales europeos, que actualmente se sitúa en torno al 3,3% (MSCI Europe) y las expectativas de beneficios (14% para el S&P 500 y 16% para el EURO STOXX), que parecen realistas si se tienen en cuenta la alta demanda de los países emergentes y la estricta política de reducción de gastos de las empresas”, comenta Stefan Scheurer en su informe. Para el experto, tampoco hay que olvidar que las operaciones de adquisición, los programas de recompra de acciones y el incremento del reparto de dividendos podrían dar un impulso favorable.

Por ello, cree que los fondos de pensiones y otros planes de seguros podrían estar a punto de tomar una decisión por lo que respecta a la asignación de inversiones que afecta más de un billón de dólares estadounidenses en bonos e instrumentos del mercado monetario depositados en fondos de pensiones estadounidenses al fin del tercer trimestre de 2010. “Aparentemente son buenas expectativas para un buen inicio del nuevo año en las acciones”, apostilla Scheurer.