Allianz apuesta por el crecimiento estructural en otro año de stock pickers


En un escenario caracterizado este año por el llamado “new normal”, con un crecimiento por bejado del histórico y unos bajos tipos de interés a pesar de las previsibles subidas por parte del BCE, así como por una continuación de las discusiones sobre la estabilidad de la zona euro o sobre la sostenibilidad del crecimiento en China que causarán volatilidad, en RCM /Allianz consideran que lo mejor que puede hacer el inversor es estar en renta variable, pero concentrarse en compañías capaces de lidiar con los problemas. “2011 seguirá siendo un año de stock pickers, en un ambiente difícilmente mejor para el inversor, puesto que las valoraciones, hasta ahora muy homogéneas entre firmas que crecen en distinto grado, tenderán a dispersarse y acabarán dejándose notar”, comenta Thorsten Winkelmann, gestor del fondo Allianz RCM Europe Equity Growth, convencido de que las firmas con crecimiento estructural acabarán cotizando a mayores múltiplos.

De hecho, el experto considera que la crisis europea ofrece atractivos puntos de entrada en la medida en que muchos de estos valores están baratos a corto plazo pero cuentan con un gran potencial de revaloración que eliminará estas bajas cotizaciones en un horizonte de tiempo más dilatado. Por ello, rechaza reducir la exposición al riesgo en un escenario de bajos tipos de interés y en el que el sentimiento no puede controlarse, pero sí el perfil de las compañías en las que invierte, destinadas a minimizar esos impactos.

Así, tras sufrir negativas rentabilidades en enero -ante el incremento de las posiciones de los inversores en sectores muy castigados por la crisis como financieras, utilities o telecos, un perfil muy distinto al del fondo- y estabilizarse en febrero, Winkelmann cree que las rentabilidades futuras de los aproximadamente 60 valores que tiene en cartera serán muy positivas, gracias a las tres claves de su gestión: el interés por el componente estructural de las compañías, las atractivas valoraciones y la existencia de catalizadores que animen al mercado a invertir en ellas.

Con respecto al primero, cree que es clave no focalizarse en el componente de crecimiento cíclico, como el de los bancos, sino en el estructural, con compañías capaces de crecer el el ciclo completo, que dura entre 3 y 4 años, ofrecer buenos flujos de caja y crecimiento de sus beneficios. Para seleccionarlas, se fijan en tres factores: un catalizador de crecimiento secular, su liderazgo tecnológico o un modelo de negocio superior. Como ejemplo, Winkelmann señala a la firma danesa productora de insulina Novo Nordisk. Desde RCM señalan además varias áreas donde hay oportunidades de crecimiento estructural: la primera es en compañías capaces de incrementar su comercio global, como DSV, Bureau Veritas o SGS; la segunda, firmas de servicios y equipamiento para la industria petrolera y minera, como Saimpem, Atlas Copco o Técnicas Reunidas –si bien hacen falta proyectos a partir de 2012-, evitando las grandes compañías obligadas a hacer grandes gastos para incrementar la producción y muy ligadas al cíclico precio de las materias primas; en tercer lugar, las firmas que se benefician del outsorcing de actividades desde los oganismos públicos, como Compass; y por último, firmas ligadas al consumo y la salud en los mercados emergentes, como Elekta, LVMH o Carlsberg.

En este último caso se trata de firmas líderes en esos mercados o "que tienen algo que los competidores emergentes no pueden copiar, como la marca”, comenta el gestor. De hecho, advierte de la competencia local sobre las compañías con exposición a estos mercados, pues algunas “no serán ganadoras siempre”.

“La gente piensa que un enfoque de crecimiento no tiene en cuenta las valoraciones, pero no es verdad, su análisis desde un punto de vista histórico es una parte clave de nuestro proceso”, comenta el gestor. El fondo está siempre invertido y su asignación sectorial, por países o por capitalización es resultado de un proceso de stock picking que invierte de forma pura en renta variable.

 

Lo más leído