Algunas reflexiones sobre los cinco fondos premiados por Morningstar en 2018


Los premios Morningstar se otorgan en base a una metodología cuantitativa que viene determinada por la rentabilidad-riesgo histórica a uno, tres y cinco años, en el que el 80% se basa en la rentabilidad y el 20% en el riesgo asumido por el gestor. Para identificar en cada edición al ganador en cada una de las cinco categorías premiadas, los analistas de la firma aplican este sistema cuantitativo, el cual refuerzan con la introducción de algunos filtros, como que el producto tenga un tamaño mínimo que lo haga viable para la inversión, que haya batido a la media de sus competidores en tres de los últimos cinco años o la estabilidad en el equipo de gestión. Analizando los ganadores se pueden extraer algunas conclusiones muy interesantes:

Mejor fondo mixto euro: Invesco Pan European High Income, premio recogido por Íñigo Escudero, director general de Invesco para Iberia y Latinoamérica. Aunque Paul Read y Stephanie Butcher, los gestores del fondo, ha tenido un 20% en renta variable a lo largo de los últimos años, es en la parte de renta fija donde se fundamentan los buenos resultados generados por la estrategia a largo plazo. Esto lo han conseguido bajo dos premisas: diversificación en un amplio abanico de instrumentos (entre ellas deuda subordinada, high yield, híbridos o convertibles) y enfoque defensivo (manteniendo importantes posiciones en liquidez cuando Read considera que no existen oportunidades interesantes y la mejor estrategia es proteger el capital). Reflexión: se puede ser honesto en la gestión, decirle a tus clientes que el mercado está difícil y que hay pocas oportunidades, y arriesgarse a perder nuevas subidas apostando por la protección del capital. Además del premio recibido, el fondo cuenta con un Analyst Rating Silver de Morningstar (rating cualitativo) y las calificaciones Blockbuster y Consistentes Funds People.

Mejor fondo renta fija euro: Evli Corporate Bond, premio recogido por Peter Bonsdorff, responsable global de desarrollo de negocio de Evli. Lo que destaca de este producto es el hecho de que su gestor principal, Mikael Lundström, lleva 18 años al frente de la estrategia, lo que demuestra la importancia del compromiso del gestor con el producto y la estabilidad del equipo. El fondo invierte principalmente en bonos corporativos con grado de inversión, aunque Lundström tienen libertad para comprar cosas con un poco más de riesgo si considera que el binomio rentabilidad-riesgo es atractivo. En el último año el fondo se benefició de la buena selección de compañías, en especial en financieras nórdicas, y a largo plazo ha construido un historial de rentabilidad muy atractivo. Es Morningstar Analyst Rating Bronze y también Consistente Funds People.

Mejor fondo de renta variable europea: MFS Meridian European Value, premio recogido por Alberto Martínez, codirector de MFS IM para Iberia. Este producto, gestionado por Benjamin Stone y Pablo de la Mata, sigue un análisis fundamental, tratando de identificar compañías de calidad que estén infravaloradas frente a su valor intrínseco. Tras una rentabilidad muy fuerte durante los últimos años, a lo que le siguió un flujo de dinero muy importante, la gestora decidió cerrar el fondo a nuevos inversores en 2015. “Esta decisión es una forma excelente de que un tamaño excesivo perjudique a los inversores existentes y muestra la buena protección del partícipe que hace la entidad. La decisión adoptada hace tres años le ha permitido al fondo seguir haciéndolo igual de bien que anteriormente y a largo plazo ha sido capaz de generar unas rentabilidades excelentes”, explica Javier Sáenz de Cenzano, director de Análisis de Morningstar para EMEA. Reflexión para las gestoras: si algo funciona, protégelo. Este año el fondo disfruta de la triple calificación Funds People: Favorito de los Analistas, Blockbuster y Consistente.

Mejor fondo de renta variable global: GS Global CORE Equity, premio recogido por Evaristo Moliné, director ejecutivo en Goldman Sachs AM para España y Portugal. Este fondo, calificado como Consistente Funds People, ha mostrado unos resultados muy sólidos a lo largo de los últimos años, batiendo a sus competidores de renta variable global todos y cada uno de los últimos cinco años naturales. Cuenta con una cartera muy diversificada, con sólo el 12% de los activos en las 10 principales compañías, mientras que el número total de valores en la cartera está en torno a las 300. Lo interesante de este producto es que el proceso de inversión se basa en una estrategia cuantitativa. De hecho, el equipo está formado principalmente por gestores cuantitativos. Reflexión para los inversores: no se olviden de los productos de gestión cuantitativa. También funcionan. Y, en algunos casos, como éste, lo hacen muy bien.

Mejor fondo de renta variable española: Renta 4 Bolsa. El premio fue recogido por el propio gestor de la estrategia, Javier Galán Parrado, quien gestiona el producto desde 2007, siendo además responsable de renta variable española en Renta 4. En este caso, se trata de un fondo de selección de compañías. Lo más destacado es que los valores que más han contribuido a la rentabilidad del producto el año pasado han sido, entre otras, Europac, Abertis, Fluidra, Amadeus y Vidrala, lo que (y aquí viene la reflexión) demuestra la importancia de bucear en el mercado yendo más allá de las empresas de gran capitalización para generar buenos resultados, como ha hecho este fondo. El producto se ha situado en el primer cuartil durante los tres últimos años naturales en su categoría, mientras que en los últimos 3, 5 y 10 años también es primer cuartil. El fondo es Consistente Funds People.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente