Algunas conclusiones que se pueden extraer sobre el futuro económico de China


A escasos días para que se produzca el relevo en la cúpula del Gobierno en China, ¿qué podría el inversor esperar del futuro del país? Basándose en el último informe del estado de la nación presentado ante el Parlamento por el todavía primer ministro, Wen Jiabao, en Nordea consideran que se pueden extraer varias conclusiones. La primera: la política del nuevo Ejecutivo seguirá centrada en la transformación hacia un modelo económico basado en el consumo. La segunda: la prudente política monetaria mantenida hasta ahora se mantendrá con el objetivo de garantizar la estabilidad de precios.

Según explican los expertos de la gestora en un artículo, del discurso de Jiabao se puede presuponer asimismo que el nuevo Gobierno de Xi Jiping mantendrá activo el gasto en infraestructuras con el objetivo de estimular el crecimiento, si bien se harán algunos ajustes, como por ejemplo, poniendo freno a la demanda especulativa de vivienda, para lo que se endurecerán las condiciones a la adquisición. En lo que respecta a la estructura del propio Estado, en la entidad consideran previsible un nuevo reglamento de endeudamiento para las corporaciones locales y una aceleración de las iniciativas con el fin de perseguir la corrupción.

A pesar de que desde Jiabao insistió en que el proceso de liberalización del renminbi continuará, en Nordea creen que en un entorno de cada vez mayor proteccionismo, el potencial alcista del yuan frente al dólar es limitado. Asimismo, los responsables chinos esperan para este año un crecimiento del PIB del 7,5%, si bien en la entidad esperan un avance del 8,1%. “Vale la pena mencionar que ninguna de los 31 gobiernos locales se han atrevido a proponer un objetivo de PIB a nivel regional más alto para este año, siendo la primera vez que sucede esto”. Entre las cifras también destaca que la inflación estará en torno al 3,5% y la tasa de desempleo caerá por debajo del 4,6%.

Noticias relacionadas

Lo más leído