ALFI, en contra del impuesto a las transacciones financieras


"El impuesto a las transacciones financieras (FTT por sus siglas en ingles: Financial Transaction Tax) es una desventaja para los inversores finales y podría cortar las alas a la distribución de productos UCITS fuera de Europa", dijo Camille Thommes, director general de ALFI.

 

Thommes ha resumido los principales objetivos del impuesto y su aplicación, y ha subrayado el impacto que tendría el impuesto en los fondos UCITS que, según el último estudio de EFAMA, ascendería a 38.000 millones de euros. De esta cantidad, los inversores pagarían 15.000 millones de euros en las ventas y reembolsos de los productos UCITS, mientras que 23.000 millones de euros se aplicarían a las ventas y compras de títulos por parte de los gestores de fondos UCITS.
Thommes destaca que ALFI, como órgano representativo de la industria de fondos de Luxemburgo, no está a favor de este impuesto.

 

Camille Thommes subraya que la introducción de la FTT podría llegar a reducir la distribución de los productos UCITS fuera de Europa y podría significar que ciertas actividades sean reubicadas fuera de del continente. Más importante aún, Thommes, pone de relieve el impacto negativo que el FTT podría tener en los inversores finales y sus ahorros a largo plazo.

 

Thommes concluye: "La imposición de la FTT pondría a la industria de fondos en una desventaja competitiva con otros productos financieros ya que el impuesto no sólo se aplica a las suscripciones y reembolsos, sino también a las inversiones dentro de la cartera."

Noticias relacionadas