Alexis Renault : “Con el QE del BCE, el high yield será el único activo donde encontrar rentabilidades positivas”


No se puede decir que el mercado de high yield haya gozado del beneplácito de los inversores en un año en el que la gran parte de los titulares, y buena parte de las rentabilidades se han quedado en la deuda pública y, como mucho, en la de grado de inversión. Pero precisamente por eso, Alexis Renault, responsable global de high yield de ODDO BHF AM, defiende que éste es un buen momento para incluir en cartera fondos que inviertan en mercados high yield tanto a nivel global como, sobre todo, en el mercado europeo. “Un inversor a largo plazo debe estar invertido en high yield porque es atractivo en términos de rentabilidad/riesgo porque no estás correlacionado con los tipos de interés y cada vez está menos correlacionado con la renta variable por lo que se consigue mucha diversificación de la cartera”.

Además, su atractivo crece a medida que el mercado descuenta que el BCE anunciará antes de que acabe el año un nuevo paquete de compra de bonos que incluirá en la cesta a los bonos corporativos con menor riesgo como es el caso de las emisiones investment grade. “Ese apoyo de los bancos centrales a la deuda investment grade tirará más las rentabilidades de estos activos. Eso obligará a los inversores a asumir más riesgo en su cartera y el primer paso para ello es comprar bonos high yield porque será el único activo con el que conseguir rentabilidades positivas”. De ahí que sus estimaciones de rentabilidad tanto para Oddo BHF Euro Credit Short Duration, fondo que cuenta con el Sello Funds People 2019 por su Calificación de Blockbuster y para Oddo BHF Euro High Yield Bond, que también cuenta con un Sello Funds People 2019, esta vez por su Calificación Consistente, sean positivas de cara a los próximos años. “Para el primero estimamos una rentabilidad anual de entre el 1 y el 3% y para el segundo, entre el 1 y el 2%”, afirma el responsable de high yield de la gestora franco alemana. Y esas cifras en un contexto de tipos al 0% no son fáciles de conseguir.

No obstante, matiza que esos objetivos se podrán alcanzar siempre y cuando no se produzca una recesión ni en Europa ni en EEUU, algo que de momento no contemplan. “El mayor riesgo al que nos enfrentamos es que los bancos centrales no lleven a cabo sus programas de estímulos o que se intensifique la guerra comercial entre EEUU y China trasladándose a Europa, con una desaceleración económica que desencadenara muchas quiebras”, afirma. De ahí que presten especial atención en la selección de las líneas que componen las carteras de sus fondos con un proceso de análisis de crédito muy exhaustivo mirando si la compañía es capaz de generar un flujo de caja positivo a medio plazo y prestando especial atención a la duración de la cartera. Un proceso que de momento les ha dado muy buen resultado ya que su fondo Oddo BHF Euro High Yield puede presumir de no haber contado nunca con un default en la cartera desde que se lanzó en el año 2000.

La importancia de velar por la liquidez

Junto a la calidad del crédito, valoran muy especialmente el riesgo de liquidez para evitar sustos en caso de que el contexto de mercado se vuelva en contra y provoque un aumento de los reembolsos por parte de los inversores en este tipo de activos. “Tenemos muy en mente la liquidez porque solo invertimos en compañías que cuenten con rating y en bonos líquidos ya que somos conscientes de que la liquidez del mercado se ha reducido y por eso damos mucha importancia a la calidad de los activos en la cartera y a que ésta esté diversificada”, afirma Renault. Prueba de esa diversificación es que se marcan un máximo de exposición del 25% por sector y del 5% por emisor.  

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas