Alexandre Burgues (Amundi): “La gestión actual de fondos multiactivos tiene que ser distinta a la de 2012”


Para el gestor de Amundi Alexandre Burgues, la única respuesta posible a la pregunta sobre cómo moderar el riesgo es la siguiente: “Buscar diversificación y flexibilidad entre diferentes temas de inversión a través de varias clases de activo”. Burgues ha viajado recientemente a Madrid para ofrecer una actualización de la estrategia del Amundi Rendement Plus, un fondo multiactivos calificado como Consistentes Funds People que presenta un marcado sesgo conservador: tiene como objetivo una volatilidad ex ante del 4% y ex post en línea con la del mercado de renta fija, que actualmente está entre el 3% y el 5%.

“Tenemos fuertes creencias en el hecho de que, en términos de flexibilidad, se necesita adaptar el estilo de inversión para los distintos regímenes del mercado”, abunda Burgues. Éste sostiene que el último cambio de régimen se produzco en 2015: antes de esa fecha, el mercado estaba marcado por el apetito por el riesgo y el dominio de los bancos centrales. “Ahora nos encontramos en un entorno más normal. La volatilidad está un poco más alta y la correlación entre renta variable y renta fija aún se mantiene en muchos momentos del mercado. También existen muchos riesgos políticos y se han producido varios shocks”, describe el gestor. Dado este contexto, el experto defiende que “la gestión actual de fondos multiactivos tiene que ser distinta a la de 2012”.

El equipo gestor del Amundi Rendement Plus está aplicando tres tipos de visión o de temas de inversión a la gestión del producto: estrategias guiadas por el carry trade, estrategias de valor relativo y el uso de escenarios macro múltiples para determinar la asignación de activos. Sobre el carry trade, los expertos explican que presenta la ventaja de que “se puede saber con antelación la rentabilidad que puede generar”, aunque aclaran que “es necesario aceptar mayores niveles de riesgo”. Ponen como ejemplo de estrategia basada en el carry trade la compra de deuda de la periferia europea y venta de deuda china.

Cómo expandir los horizontes de inversión

Sin embargo, Burgues opina que “las estrategias de valor relativo son las más importantes en las condiciones actuales”. La razón de esta afirmación reside en las valoraciones actuales presentes en el mercado: “La renta variable está cara, y la renta fija está muy muy cara. Necesitas expandir la rentabilidad ampliando tu horizonte de inversiones”.

Dentro del bloque destinado al valor relativo, el equipo del Amundi Rendement Plus aplica a su vez tres tipos de estrategias: en renta fija, en divisas y en renta variable. Dentro de la renta fija, destacan el par ABS/ bonos cubiertos. El gestor añade que, si sube más la rentabilidad del bund, estará dispuesto a comprar más deuda que se comporte como bonos flotantes, para neutralizar el riesgo de subidas de tipos.

Burgues presta más importancia a las estrategias de valor relativo en divisas: “Son mejores que la deuda soberana, donde identificar el fair value va a ser muy difícil cuando el BCE deje de comprar bonos. Además, las estrategias con divisas permiten expresar muchas ideas”. En este caso, el procedimiento empleado consiste en crear pares de divisas caras frente a divisas baratas, como por ejemplo cortos en dólar “porque es la divisa más cara dentro de las desarrolladas, incluso más que el franco suizo”, y largos en yenes.

La confrontación de activos caros y baratos también está presente en el compartimento asignado a valor relativo en renta variable: “La bolsa está cara en términos agregados, pero hay partes locales que están más baratas y que presentan rendimientos fuertes”. En este caso, la temática clave se centra en comprar compañías europeas con sesgo value, como valores industriales, fabricantes de automóviles o consumo discrecional. “El momento macro, con aumento de flujos hacia renta variable, así como el sesgo cíclico de la economía, hará que funcionen mejor”, opina el gestor.

Éste añade una última anotación sobre las coberturas hechas en el fondo: “La cobertura macro ahora sale más cara. A nosotros nos gustan los bonos del Tesoro de EE.UU. porque aportan diversificación, aunque no nos gusten por valoración. También creemos que otra cobertura eficaz consiste en comprar volatilidad del mercado. Está muy barata y es una buena oportunidad para aprovechar y usarla para coberturas”, concluye.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído