Álex Fusté: “Tras el Brexit, la UE debe moverse para no hundirse, y es lo que hará en el corto plazo”


El Brexit ha hecho mella entre los profesionales de la inversión de toda Europa, que buscan nuevas fórmulas para reposicionar las carteras de sus clientes en este entorno de incertidumbre de mercado post referéndum. Pero, sobre todo, ha dejado tocados a los políticos europeos, que a partir de ahora deben buscar una salida consensuada de la Unión Europea para Reino Unido, así como fortalecer la unión del resto de miembros del club comunitario. Álex Fusté, economista jefe de Andbank, está convencido de que “la UE necesita hacer algo”, puesto que “la inacción no es hoy una opción viable”.

Hoy día, existe aún un elevado grado de descontento sobre aspectos comunitarios como la imposición de la austeridad desde países centrales o la inmigración, entre otras preocupaciones. “Pero también hay formas de responder a este descontento. Y lo más importante”, apunta Fusté, “lejos de lo que la gente piensa, estas vías no tienen por qué ser costosas”.

El próximo punto de partido que tiene que salvar la UE es el referéndum de octubre en Italia sobre una posible reforma constitucional. “Esta reforma es del todo necesaria, hace falta racionalizar los procesos legislativos en este país. Si los italianos votan no”, advierte el economista jefe de Andbank, “eso cimentaría el bloqueo político en el país y sería una bofetada para el proceso de racionalización y reformas en el sur de Europa. En definitiva, una bofetada a la UE”.

Para neutralizar algunos de los grandes riesgos que afronta la UE en la actualidad, Fusté prevé que los países del club comunitario adoptarán medidas concretas en el corto plazo a través de tres vías principales. La primera de ellas sería dar pasos en una política común de seguridad, algo “prácticamente con coste cero”, señala. La segunda se encaminaría por tolerar una relajación de la austeridad, con cierta expansión temporal de los objetivos de déficit, en lo que vendría a ser una unión fiscal “por debajo de la mesa”. Finalmente, la tercera optaría por un BCE financiando ese gasto adicional con un aumento o extensión temporal de su programa de compra de activos. Así, “la UE debe moverse ahora para no hundirse, y eso es lo que creo que hará”, considera el economista jefe de Andbank.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído