“Alemania empieza el año olvidando que está en medio de una gran crisis financiera”


“La locomotora alemana parece haber empezado el año olvidando que está en medio de una gran crisis financiera, con una producción manufacturera al alza, un indicador de confianza empresarial mejor de lo esperado y una caída del desempleo a mínimos de 20 años”. Así lo asegura Jim O’Neill, presidente de Goldman Sachs Asset Management, quien considera que el estado de ánimo del país es boyante. “Nadie parece haberles dicho que se dirigen a una recesión”, asegura el famoso gurú.   Pero, ¿qué hay en realidad detrás de todo esto?

 

En opinión de O’Neill, “Alemania está muy bien conectado a los BRIC y, en términos generales, a unos mercados con unas expectativas de crecimiento más amplias”. De hecho, considera que el posicionamiento que ha logrado conseguir Alemania en países como China le sitúa en un buen lugar para tener éxito, indica el experto. El hecho de que su entorno más próximo esté atravesando una delicada situación no parece que, por el momento, sea tenido muy en cuenta por los inversores. 

 

Tan es así que, según una encuesta realizada por el propio O’Neill en un auditorio de 130 inversores, ninguno de ellos creía que la Eurozona fuese a desaparecer. Eso sí, “la mitad de la sala levantaba el brazo cuando se les preguntaba si Grecia abandonaría el euro antes de 2020”, indica el presidente de Goldman Sachs AM. “Por lo tanto, -señala el experto- no parece que la UEM esté inevitablemente condenada al fracaso, tal y como muchos observadores internacionales parecen pensar”. 

 

En este sentido, “para los que no nos mostramos tan pesimistas respecto a la situación actual, fue agradable ver el comportamiento registrado por los mercados en este arranque de año”. A su juicio, unos datos macroeconómicos mejor de lo esperado han facilitado esta favorable trayectoria de los índices bursátiles, evolución que, de no surgir contratiempos inesperados, “debería continuar en el corto plazo”, apunta O’Neill. “Teniendo en cuenta experiencias pasadas, la probabilidad de que este año el S&P 500 ofrezca rentabilidades de doble dígito es muy elevada”, afirma.

Lo más leído