“Al invertir en Asia hay que mantenerse fieles a los fundamentales”


En las últimas semanas, el temor de que la Fed paralizara su política expansiva provocó una caída en los mercados emergentes que viene a demostrar que el desacoplamiento de estas economías sigue siendo una quimera. Aún así, desde Aberdeen recuerdan que cuando se invierte en Asia hay que hacerlo por sus fundamentales, pues es una historia de crecimiento a largo plazo, imparable y que llegará a no depender del mundo occidental.

“El mayor riesgo para la región sigue siendo el mundo Occidental”, dice Donald Amstad, especialista de renta fija asiática de la entidad. “Creemos que los gobiernos occidentales han actuado durante la crisis de manera irresponsable, no centrándose en los cambios que tenían que hacer sino simplemente imprimiendo dinero, lo que ha llagado, indefectiblemente a los mercados emergentes en general y a Asia en concreto”. Esta liquidez ha producido, explica Amsted, una burbuja en casi todos los activos y actualmente existe el riesgo de que haya una salida desordenada de dinero, si la Fed cumple con su amenaza de retirar los estímulos.

“Es difícil acertar con el timming a la hora de invertir en este mercado pero en todo caso, hay que mantenerse fieles a los fundamentales y estos no han cambiado, al contrario, siguen siendo muy sólidos para el largo plazo”, dice el experto de Aberdeen. Él destaca tendencias importantes en la región como son la urbanización de los países, que va a favorecer el crecimiento de la clase media y el consumo. “Puede haber tropiezos a corto o medio plazo pero es un cambio imparable. El desacoplamiento ocurrirá, no sabes cuándo pero lo hará”, dice. “No es una región libre de riesgo, pero los fundamentales son sólidos y el dinamismo y hambre de éxito en Asia es extraordinario”.

Además, Amstad destaca que la inversión en la región es cada vez más fiel y este activo comienza a ser central para muchos inversores.

Y es que mucho ha cambiado el mundo de la renta fija asiática en los últimos años. Se ha desarrollado desde hace poco más de una década, tras la crisis financiera de 1999 cuando los países de la región decidieron potenciar su financiación interior para no depender de Estados Unidos. Estos ha desembocado en que el mercado de deuda en moneda local de la región haya crecido y, además, la mayoría de los mercados locales son invertibles para los extranjeros.

Los riesgos que presenta este activo, más allá de los económicos, son de divisa, de crédito, liquidez y políticos. En Aberdeen son conscientes de los riesgos y los tienen en cuenta a la hora de gestionar pero no se imponen límites previos, lo que casa con el estilo de gestión de la casa, basado en conocer de cerca sus inversiones y mantener una gestión muy activa.

En Aberdeen gestionan tres fondos de renta fija asiática, el Asian Local Currency Short Duration Bond Fund, que ha alcanzado los 1.000 millones de dólares, el Aberdeen Global II Asian Bond Fund, que cubre deuda de toda la curva, y el Asia Pacific Multi Asset Fund, que cubre inversiones en toda la curva y el Multiasset que invierte 40% en renta variable asiática y 60% en bonos de corta duración. En total, gestionan 6.200 millones de dólares en productos de deuda asiática, con un equipo compuesto por 19 personas casi todos basados en Singapur.

“Queremos que cuando un inversor piense en Asia piense en Aberdeen”, dice Amstad. Trabajan de cerca con el equipo de renta variable de la gestora en la región y se benefician de toda su labor de análisis, pues visitan al año más de 1.400 empresas. En total, la gestora cuenta con 120.000 millones en la región.

Noticias relacionadas

Lo más leído