Al cierre del primer semestre los fondos de pensiones y cesantías incrementaron su patrimonio en un 11,4%


Durante el primer semestre del 2014, las actividades de intermediación y de gestión del portafolio de inversión de los diferentes agentes financieros de Colombia "se vieron fortalecidas por el buen desempeño de la actividad económica nacional y por la reducción en la volatilidad de los activos financieros a nivel global, que se reflejó en la valorización de los títulos de deuda pública y del mercado accionario a nivel local", explica la Superintendencia Financiera en su último informe sobre la Actualidad del Sistema Financiero Colombiano, corespondiente al mes de junio.

Enfocándonos en los fondos de pensiones y de cesantías, en la primera mitad del año los ahorros pensionales registraron una tasa de crecimiento real anual del 11,4%, superando los 164 billones de pesos al cierre de junio. La mayor parte está gestionado por los fondos de pensiones obligatorias, que alcanzan los 143 billones, seguido por los fondos de pensiones voluntarias con 12 billones, y los fondos de cesantías 8,5 billones de pesos.

En cuanto a la rentabilidad, destaca el fondo de mayor riesgo con un rendimiento acumulado (entre finales del 2011 a junio del 2014) del 8,7%. El fondo moderado se anota un 7%, al igual que el fondo conservador y de retiro programado. De esta forma, los rendimientos abonados de los afiliados se ubicaron en 13 billones.

Movimientos generales de los fondos de pensiones

A junio del 2014 los fondos de pensiones obligatorias y los de cesantías de largo plazo invirtieron la mayor parte de su portafolio en títulos de deuda. Suponen el 40,5% y 34,3% de la cartera, respectivamente. Por su parte, los fondos de pensiones voluntarias y los de cesantías de corto plazo, concentraron la mayor parte de su portafolio en títulos de entidades vigiladas por la Superfinanciera, con el 32,4% y 50,3%, respectivamente.

Si los consideramos por separados, de acuerdo a la composición de las inversiones para los fondos obligatorios, el de retiro programado, el conservador y el moderado concentraron el 55%, 50,7% y el 38,7% de su portafolio en títulos de deuda, respectivamente. Por su parte, el fondo de mayor riesgo invirtió la mayor parte de sus cartera en emisores del exterior y acciones, representando el 33% y casi el 32%, respectivamente.

Si se compara esta distribución a la registrada en diciembre de 2013, los fondos de pensiones obligatorios aumentaron en 7,6 billones de pesos su inversión en títulos de emisores extranjeros, en 6,1 billones su participación en títulos de deuda de entidades vigiladas por la Superfinanciera, y en 2,1 billones en entidades vigiladas por la Supefinanciera. En cambio, redujeron su inversión en acciones en 1,9 billones.

Con respecto a la composición del portafolio por moneda, los fondos de pensiones obligatorias mantuvieron la mayor parte de sus inversiones en moneda local. De esta manera, al cierre de junio de 2014 el 66,7% del total de las inversiones estuvieron en pesos, el 14,8% en UVR, y el 17,4% en dólar americano.

Lo más leído