AIFMD, la cuenta atrás para el sector de los fondos de Luxemburgo ha comenzado


A medida que la fecha límite del 22 de julio de 2013 se acerca, Luxemburgo, el mayor centro de fondos de inversión en Europa, está redoblando esfuerzos para ser el primer Estado miembro en trasponer la directiva AIFM a su legislación nacional. A este respecto, el proyecto de ley presentado ante la Cámara de Representantes de Luxemburgo el 24 de agosto de 2012 ha sido analizado nuevamente varias veces durante esta primavera por la Comisión Presupuestaria y de Finanzas. Las partes interesadas del sector de los fondos de inversión de Luxemburgo prevén que la votación del proyecto de ley se realice pronto, antes de finales de junio.

Repercusiones para los gestores del sector de los fondos

Tras la entrada en vigor el 22 de julio de este año, todo nuevo fondo de inversión alternativa deberá ser gestionado por una sociedad gestora de fondos de inversión alternativa (en adelante, "AIFM"), a no ser que los activos gestionados no sobrepasen unos mínimos, o que los fondos de inversión alternativa que gestionen, o sus mercados, no correspondan a la definición de fondo de inversión alternativa, o bien les corresponda la exención de ciertos requisitos, o que queden expresamente excluidos por la AIFMD, como sucede con las sociedades cartera puras o los vehículos de titulización.

Para los fondos de inversión alternativa preexistentes a la fecha de entrada en vigor (22 de julio de 2013), sus gestoras se beneficiarán de un plazo transitorio de un año, es decir, hasta el 22 de julio de 2014, para solicitar una licencia AIFMD, para poder realizar los ajustes necesarios a fin de cumplir con los nuevos requisitos. Debido al probable aumento del coste del cumplimiento normativo, muchas gestoras de activos pequeñas y medianas se están apresurando a crear nuevos fondos de inversión alternativa antes del 22 de julio de 2013, con el fin de beneficiarse del periodo transitorio. Este comportamiento a corto plazo ha sido una realidad en Luxemburgo desde hace un año, mientras que las grandes sociedades de gestión de activos se están posicionando más bien para obtener la licencia en cuanto sea posible legalmente, para que muchas plataformas de distribución mundial puedan comercializar su gama de fondos. La confluencia de ambas tendencias de mercado ha incrementado drásticamente el número de solicitudes, y con ello la carga de trabajo para el organismo regulador luxemburgués.

Las sociedades de gestión de OICVM independientes de “marca blanca” de Luxemburgo están haciendo gestiones para contar con una doble licencia OICVM/AIFM, con la esperanza de que el atasco generado en la antesala del organismo regulador pueda llevar a la mayor parte de los gestores de fondos de la UE a replantearse la obtención de una licencia directa de AIFM. Esta actitud de “mantenerse a la expectativa” tiene también por objeto evitar unos primeros pasos como principiante en ciertas áreas grises e incertidumbres operativas.

Por lo que respecta a los operadores locales, los requisitos de autorización de AIFM serán menos estrictos para estas sociedades gestoras, gracias a que la información y los documentos ya habrán sido facilitados al organismo regulador. No obstante, las sociedades gestoras de OICVM que amplíen su licencia para operar como AIFM necesitarán, entre otras cosas, fondos propios adicionales, o bien tener suscrito un seguro de responsabilidad profesional para cubrir los eventuales riesgos de responsabilidades derivadas del cumplimiento de sus funciones como AIFM.

Los bancos depositarios luxemburgueses, en el foco de atención

Los nuevos requisitos de AIFMD están afectando también a las entidades que prestan servicios a los fondos luxemburgueses, entre las cuales los bancos depositarios desempeñan un papel fundamental para la promoción del centro financiero de Luxemburgo. Debido a que sus mayores clientes están impacientes por ser los primeros en prestar servicios de AIFM, los bancos deben adaptar su oferta de servicios, cambiar su volumen de negocio con su red de custodia y revisar su documentación contractual existente para hacer frente a sus nuevas obligaciones y al aumento de su nivel de responsabilidad por lo que respecta a la custodia de los instrumentos financieros. Este esfuerzo de cumplimiento supondrá cambios en su organización interna y sus prácticas operativas, siendo desde luego la más compleja la gestión de relaciones con los agentes/depositarios, los administradores de fondos y los agentes de transmisiones.

Papel activo de las asociaciones de fondos de inversión de Luxemburgo

Las asociaciones del sector de los fondos de inversión de Luxemburgo están participando activamente en las conversaciones de las autoridades del Estado con el organismo regulador, y todos los participantes del mercado (auditores, banqueros, abogados y gestoras de activos) se han movilizado para dedicar tiempo a establecer directrices de mejores prácticas y trabajar sobre la aptitud legal y operativa del sector luxemburgués de los fondos de inversión.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído