Tags: ETF |

Ahorro para la jubilación: ETF de dividendos


La búsqueda de empresas que entregan dividendos sostenibles en el tiempo se convirtió durante los años de la crisis en una de las tendencias favoritas de los inversores que querían comprar bolsa, pero con una posición más bien defensiva. Según publica Expansión, este posicionamiento va a seguir teniendo tirón en los próximos años a pesar de que tanto Estados Unidos como Europa ya se encuentran en una fase de recuperación, si bien el Viejo Continente todavía se encuentra en los primeros estadios de esta parte del ciclo económico.

Por sostenibles se entienden los dividendos que crecen de una manera constante en el tiempo y que están soportados por unos niveles de pay out (porcentaje de los beneficios destinado al pago de retribuciones al accionista) razonables, normalmente por debajo del 50%. Teniendo en cuenta que en numerosos países del mundo desarrollado está empezando a advertirse que el sistema público de pensiones no va a seguir siendo factible tal y como está concebido actualmente debido a las dinámicas de envejecimiento de la población e incremento de la esperanza de vida – Japón, Alemania y España son los países con mayor envejecimiento poblacional del mundo-, invertir en empresas de alta calidad que entregan un dividendo periódicamente puede ser una estrategia de ahorro como complemento a la jubilación, y así lo siguen recomendando numerosos expertos  de la industria de fondos.

Existen varias maneras de posicionarse: comprando una serie de valores, a través de ETF que repliquen el comportamiento de una cesta de valores con dividendos de alta calidad o vía fondos de inversión. Tanto en el caso de los ETF como en el de los fondos, el inversor tiene la opción de invertir en productos que entreguen un cupón periódicamente o en productos registrados con clase de acumulación (las ganancias por revalorización de activos se acumulan en vez de repartirse con una periodicidad fija).

Las ventajas fiscales son diferentes en función de lo elegido: quien compre acciones no ha de tributar los primeros 1.500 euros repartidos en dividendos. En cambio, la ventaja de los ETF que invierten en dividendos y que reparten un cupón es que se puede hacer mediante reembolsos parciales de participaciones, lo que es más beneficioso fiscalmente que un dividendo puro de un ETF.

No es la única ventaja que ofrecen los fondos cotizados frente a la compra directa de valores. La primera, que permiten al inversor un acceso de forma fácil, transparente y a precios competitivos a carteras compuestas por títulos internacionales, frente a la compra directa de acciones. Por otra parte, al ser instrumentos muy líquidos, permiten al inversor construir una cartera flexible, que se pueda adaptar a cada momento del mercado. Finalmente, al tratarse de productos cada vez más sofisticados, ofrecen una amplia variedad de estrategias a replicar.

Los proveedores internacionales de ETF que operan en España tienen una serie de propuestas dentro de esta idea de inversión. En el caso de Lyxor AM, se proponen tres alternativas para invertir en empresas de mucha calidad que retribuyan a sus accionistas de forma consistente: el Lyxor UCITS ETF SG Quality Income, el Lyxor UCITS ETF European Quality Income y el Lyxor UCITS ETF Europe Select Dividend 30.

La propuesta de iShares se divide por regiones: Europa, Reino Unido y países emergentes. Son los fondos iShares Euro Dividends UCITS ETF, iShares UK Dividend UCITS ETF y el iShares Emerging Market Dividend UCTIS ETF.

Finalmente, la propuesta de Deutsche Asset & Wealth Management (DeAWM) es el db x-trackers Euro Stoxx Select Dividend 30 UCITS ETF (DR).

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído