Ahorro Corporación estrena IIC de gestión pasiva con traspasos trimestrales


Las entidades aprovecharon las semanas pasadas, antes de que el discurso de Mario Draghi relajara las primas de la deuda española, para construir unas carteras de renta fija con altas rentabilidades que pretenden mantener a vencimiento, lo que les permite conocer de antemano el retorno que pueden ofrecer a sus inversores. Una circunstancia muy favorable para la construcción de carteras garantizadas o “buy and hold”, que ahora se complica ante la caída de las tires. Pero son estas últimas las que están acaparando la atención de las gestoras, sobre todo por su agilidad, ya que no obligan a construir una estructura garantizada, según explican las entidades.

Una de las últimas gestoras en estrenar un producto de renta fija con idea de mantener la cartera a vencimiento ha sido Ahorro Corporación Gestión, con Fondo 3 Rentas Trimestrales, una IIC de gestión pasiva que ofrece una rentabilidad a vencimiento, el 1 de febrero de 2016, del 3,5% TAE para las suscripciones realizadas el 31 de octubre de este año. “Con la mayor amplitud de diferenciales de la deuda pública española y avalada –que supone en torno al 80%–, construimos la cartera el pasado agosto”, explica Carlos Magán, director de Marketing de la gestora.

En ese momento, optaron por activos con un vencimiento a tres años y tres meses –un tramo de deuda atractivo en ese momento–, que les permite ofrecer ahora estos retornos. Y es que, según el experto, si construyeran la misma cartera con los actuales diferenciales de deuda las TAE serían más bajas. “Si todo se relaja, tendremos que olvidarnos de estas rentabilidades, pero si hay algún susto en los mercados aprovecharemos para volver a comprar deuda para construir nuevas carteras”, explica.

Durante la estrategia, el fondo invertirá sobre todo en deuda española, pero por folleto puede invertir en renta fija pública y privada (incluyendo depósitos e instrumentos del mercado monetario no cotizados, que sean líquidos), de emisores OCDE, con vencimiento próximo al de la estrategia. El folleto establece también que al menos un 80% de la exposición total de la cartera de renta fija podrán tener un rating mínimo igual a cuatro niveles por debajo del correspondiente al Reino de España. Una cláusula que no busca comprar activos de menor calidad, sino cubrirse ante rebajas sobrevenidas. “Evitamos vernos obligados a vender a bajos precios”, dice Magán.

La gestora ya ha lanzado otros fondos de este tipo, pero en éste hay una novedad: la forma en que se hace efectiva la rentabilidad es a través de traspasos trimestrales obligatorios a un fondepósito propio, el Fondo 3 Depósito (con una comisión de gestión del 0,5% y de depósito del 0,05%). El motivo es mejorar la fiscalidad del cliente y que sea él quien decida cuándo reembolsar sus ganancias.

En este caso, la inversión mínima inicial es de 1.000 euros, sin comisión de gestión hasta el 31 de octubre y del 1,1% a partir de entonces. La de depósito es del 0,05%. El gasto de suscripción es del 5% desde el 1 de noviembre de 2012, al igual que el de reembolso.

Magán argumenta esas altas comisiones de entrada y salida en el fondo debido a la fuerte volatilidad del mercado. “Las entradas y salidas pueden perjudicar la consecución del objetivo de rentabilidad y preferimos tener cerradas las posiciones lo más posible para afrontar la volatilidad de los mercados”, asegura.

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído