Ahorro Corporación entra en el negocio institucional con AC Fondepósito Institucional


Desde el inicio, Ahorro Corporación apostó por los fondepósitos. Fue la primera gestora en lanzar un producto de este tipo; en la actualidad, es la segunda entidad por patrimonio gestionado y la primera en número de fondepósitos. Desde 2012 tiene un producto específico para las necesidades del institucional.

“Estos clientes tienen problemas en colocar su liquidez de manera rentable y segura en plazos de semanas o pocos meses”, explica Enrique Lluva, gestor del fondo. Las emisiones del Tesoro a un año ofrecen un 1,13%; las de agencias, un 1,25%; los corporativos, un 1,30%; las cédulas, un 1,24%, y las cédulas multicedentes, un 1,88%. Y el producto por excelencia para la remuneración a corto plazo, el repo, no supera el 0,40% a un mes.

En este escenario, Ahorro Corporación decidió lanzar en enero de 2012 AC Fondepósito Institucional, una clase de acción de AC Fondepósito, registrado en febrero de 2006. Según la cartera actual, la rentabilidad prevista para los próximos doce meses podría ser del 2,74%. “Tenemos materia prima para los próximos años, para competir no sólo con productos a corto plazo, sino para ser una parte core de las inversiones conservadoras del cliente institucional”, explica Lluva.

Al tiempo, ha sabido proteger el capital invertido y reducir al mínimo su volatilidad. En los últimos tres años, AC Fondepósito sólo ha retrocedido tres días más de un punto básico. En esas jornadas de caídas, la recuperación se ha producido en solo dos días y desde la creación de su primer fondepósito en 2006, nunca han tenido una semana en negativo.

La idea era ofrecer a instituciones un producto sin volatilidad, más rentable que los repos y depósitos a corto plazo y con una operativa sencilla. Para adaptarse a las necesidades de estos inversores, decidieron retrasar la hora de corte a las 17.00 horas, para que las entidades pudieran colocar sus excedentes de liquidez después de haber realizado su operativa diaria.

Negocio institucional

En la actualidad, sus dos fondepósitos gestionan unos 550 millones de euros. El institucional, con más de 100 millones y el dirigido a particulares, con 450 millones. “El fondepósito es un producto estratégico para nuestro negocio institucional. Existen oportunidades en productos nicho en los que nuestro conocimiento y experiencia nos permitirán crecer”, explica Lluva.

Desde Ahorro Corporación reconocen que han conseguido no defraudar al cliente. “Ningún cliente institucional que ha metido dinero en el fondo en estos quince meses ha abandonado el producto”, comenta el gestor. Su público objetivo son entidades gestoras, aseguradoras, mutualidades y empresas con elevadas puntas de tesorería.

Gestión innovadora

La contratación se realiza de una forma particular: Ahorro Corporación realiza una subasta cada quince días con todas las entidades financieras con las que tiene firmado contrato. En la actualidad, cuenta con 135 depósitos de 23 entidades. Todas las quincenas, el vencimiento de los depósitos les permite ir modulando la cartera de emisores. Todos los depósitos que se contratan para los fondepósitos incluyen la posibilidad de deshacer la operación sin penalización antes de vencimiento, optimizando así la rentabilidad y volatilidad del fondo.

Pero, ¿será un producto de moda a corto plazo o tendrá atractivo para muchos años? Para los gestores del fondo, Basilea III consagra los depósitos institucionales, ya que el nuevo coeficiente de liquidez que fija para las entidades se invertirá en este tipo de imposiciones. En su opinión, este tipo de depósito cuenta con diferentes ventajas: no encarece el pasivo del sector bancario, al tiempo que la limitación a los depósitos extratipados por parte del Banco de España no afecta a los institucionales. Además, creen que la remuneración de las entidades financieras españolas no intervenidas podría subir en los próximos meses, lo que beneficiaría a este tipo de fondos. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído