Tags: Negocio |

Ahorro Corporación cifra las salidas netas en lo que va de año en 5.530 millones


Entre los 570 millones de euros de Inverco y los 678 millones con que cifraba VDOS las salidas netas sufridas por los fondos de inversión en el mes de julio, se sitúan los datos de Ahorro Corporación, que sitúan los reembolsos en 650 millones de euros –frente a los casi 2.000 del mes anterior-. A esta cifra habría que unir los 670 millones en negativo derivados de las caídas de los mercados que dejaron el patrimonio de los fondos en el último mes en 139.970 millones de euros, es decir, 1.320 millones menos que a cierre de junio. Según AC, en lo que va de año la merma ha ascendido en términos brutos a 5.190 millones de euros, un 3,6% menos de lo gestionado a cierre de 2010, mientras en términos netos los inversores habrían retirado en siete meses 5.530 millones.

Así, la única categoría con crecimiento patrimonial en lo que va de 2011 sería la de fondos garantizados, con 4.000 millones en positivo desde enero, mientras el resto suma pérdidas tanto en términos brutos como netos, con mayores salidas en las categorías de renta fija -19.000 millones de merma patrimonial en renta fija duración y 15.000 en renta fija a corto-frente a aquellas de riesgo bursátil.

Grandes gestoras: las de mayores pérdidas

En este escenario, a excepción de Banco Sabadell, todas las gestoras del top ten sufrieron pérdidas en julio. Entre todas ellas –que suponen el 70% de la industria- soportaron el 80% de la caída del sector. Las entidades con mayores salidas fueron La Caixa (210 millones) y Banco Santander (200 millones). El retroceso patrimonial de Bankia, de 240 millones, corresponde fundamentalmente al traspaso de la gestión de los fondos marca “Fondo Valencia” de Bancaja a Nordkapp -209 millones de euros-.

Sin embargo, según AC, dentro de la evolución negativa, se percibe una nota positiva que invita a pensar en cierta actividad comercial: las captaciones en garantizados. Si bien los crecimientos ya no son del calibre de los vividos los primeros meses del año – gracias a las “macro-campañas” de La Caixa-, sí se ha sentido un interés por este producto. Entre ellos destaca el crecimiento de 130 millones de Banco Santander, basado en la colocación de Banif RF Garantizado.

Por rentabilidades, la volatilidad y las fuertes caídas sufridas por los mercados alcanzaron a todas las categorías de fondos, a excepción de los monetarios. La rentabilidad promedio en el mes fue del -0,48%, con una variación que va desde el -1,63% de la renta variable al 0,02% de los monetarios. En el conjunto del año el rendimiento medio continúa en positivo, impulsado por la renta fija, uno de los pocos activos que no se ha visto arrastrado por la coyuntura. De hecho, los monetarios son los productos con el segundo mejor comportamiento anual (0,89%), sólo superados por los de inversión libre (2,87%).

Según el anticipo de su informe de julio, el mes “comenzó como una ventana abierta a los mercados financieros tras un junio gris, ensombrecido por Grecia y las desavenencias entre los gobiernos de la Unión Europea, pero la alegría duró apenas tres jornadas, y tanto los mercados financieros como la industria de fondos tuvieron que lidiar con un julio aún más complejo que junio”, debido, entre otros factores, a la rebaja de rating de Moody’s a Grecia, la intervención de la CAM, las desavenencias en Estados Unidos a la hora de alcanzar un acuerdo para elevar el techo del gasto, los malos datos de empleo en el país, la alerta de crisis en Italia y las ampliaciones de diferencial de la deuda periférica europea.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído