Ahorro Corporación apuesta por la renta variable para 2010 y no ve valor en la deuda pública


Un año más, Ahorro Corporación ha presentado sus previsiones para el próximo ejercicio y sus estrategias de inversión. En esta ocasión, para 2010, la gestora de las cajas de ahorro prevé un crecimiento del PIB mundial del 3,1%, no así del español, que cree que bajará un 0,9%. Para España prevé un paro del 20,3% y un déficit público del -10,7%. En cuanto a activos, AC ve potencial en la renta variable (EuroStoxx 50 e Ibex 35 presentan potenciales alcistas del +33% y del +28%, respectivamente), pero no ve valor en los Bonos del Tesoro a largo plazo.



Según sus previsiones, el PIB mundial crecerá un +3,1% en 2010e y un +4,2% en 2011e, gracias al dinamismo de los países emergentes (+5,1%) y a pesar de los desarrollados (+1,3%). La recesión de 2009e y el desplome de la inversión productiva han erosionado el crecimiento potencial de las economías de forma permanente. Solamente medidas estructurales podrían reactivar el ritmo de crecimiento ecónomico futuro.



El PIB español caerá nuevamente en 2010e (–0,9%) y presentará un crecimiento testimonial en 2011e (+0,9%). "El paro (20,3% en 2010e) y el déficit público (–10,7%) son los nuevos grandes problemas de una economía que conseguirá reducir el déficit por cuenta corriente sólo hasta el –4,6% en 2010e y que mantiene su dependencia de la construcción (15% del PIB) a pesar de la crisis inmobiliaria", dice Ahorro Corporación en su nota. "Se sigue a la espera de las reformas estructurales necesarias para restaurar la competitividad perdida".



En cuanto a la política monetaria, AC considera que el BCE y la Fed se centrarán en el proceso de drenaje de liquidez en el primer semestre de 2010 y no comenzarán a subir los tipos hasta el segundo semestre de 2010. "El bajo crecimiento económico previsto, junto con una inflación contenida, justificaría subidas mínimas, hasta el 1,5% en Europa y el 1,0% en Estados Unidos a finales de 2010e", dice.



En cuanto a la renta variable, la entidad considera que "la subida bursátil producida desde marzo no ha hecho sino corregir los excesos bajistas causados por los temores de una depresión a nivel internacional. La normalización del riesgo en todos los mercados financieros, junto con el fin del proceso de revisiones bajistas de estimaciones y una valoración contenida justifican un potencial alcista el próximo año". Por tanto, sus previsiones son de una subida del 33% para el EuroStoxx 50 y del 28% para el Ibex 35.

Por el contrario, los Bonos del Tesoro a largo plazo carecen de valor, salvo en estrategias de carry, porque el mayor crecimiento económico y las elevadas necesidades de financiación de los estados no permitirán ganancias vía reducción de las rentabilidades. El mercado de crédito, el gran triunfador del ejercicio 2009, presenta aún un potencial marginal de estrechamiento de los diferenciales.

Empresas

Lo más leído