“Ahora mismo, Europa ofrece un entorno ideal para el crédito corporativo”


Patrick Vogel se siente satisfecho tras su primer año al frente del Schroder ISF Euro Corporate Bond, un fondo flexible que invierte en crédito europeo y que ha batido a su índice de referencia en once de los doce primeros meses en los que el gestor está a los mandos del mismo. “Creo que, a largo plazo, la mejor forma de ganarse la confianza de los clientes es ofrecerles una rentabilidad gradual y constante”, afirma el director de Crédito Europeo de Schroders.

En el caso del Schroder ISF Euro Corporate Bond, además, las rentabilidades se han derivado principalmente de las estrategias de crédito, tanto de la selección de títulos como de las asignaciones sectoriales. “No hemos apostado por el riesgo de tipos de interés ni por las curvas de tipos”, apunta Vogel. “Este es un fondo de renta fija corporativa centrado en la renta fija corporativa, un segmento donde vemos muchas oportunidades para generar rentabilidades superiores”.

El gestor se muestra especialmente optimista con respecto al Viejo Continente: “Los principales indicadores apuntan hacia la estabilización de la eurozona y vemos señales de mejora en manufactura, servicios y consumo. Sin embargo, los niveles de inversión empresarial aún no se han recuperado y las empresas europeas siguen reduciendo su nivel de endeudamiento mientras acumulan reservas que les permitan garantizar el servicio de la deuda, por lo que las tasas de impago son muy bajas”. Según Vogel, “estas condiciones económicas generan un entorno ideal para el mercado de crédito”.

Otro punto a favor del crédito europeo es que la oferta neta sigue siendo escasa en comparación con Estados Unidos o los mercados emergentes. “No es probable que se produzca un cambio importante en el apetito por el riesgo de las empresas mientras Europa siga registrando un crecimiento débil, por lo que no esperamos un repunte de los niveles de endeudamiento corporativo y esta relativa escasez de oferta de crédito europeo respaldará el mercado de renta fija corporativo”, afirma el experto.

“Estamos sobreponderados en bonos con calificación crediticia BBB y high yield porque ahora mismo presentan buenas oportunidades para añadir valor. Por otro lado, estamos infraponderados en bonos AA y A porque las valoraciones ya no resultan atractivas”, explica Vogel. En cuanto a los tipos de interés, “el fondo mantiene una posición neutral en duración de tipos de interés porque vemos muchas más oportunidades para batir al mercado en estrategias de crédito que en tipos de interés”.

El fondo apuesta por emisores británicos y muestra un sesgo hacia los sectores no cíclicos, como los seguros, así como hacia los bonos de alta convicción del sector de las empresas de servicios públicos (utilities). Por el contrario, Vogel y su equipo han reducido la exposición a la periferia de la eurozona porque las valoraciones ya no son tan baratas como antes y están infraponderados en industrias básicas.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído