Tags: Latam |

“Ahora es más importante la gestión activa”


Impacto de la crisis financiera internacional, rally posterior, y caída de dos dígitos el pasado año. A esta montaña rusa en la Bolsa de Santiago se ha enfrentado Rodrigo Rojas, que asumió en 2007 la gestión del fondo estrella de renta variable local de entonces Celfin, y ahora BTG Pactual. Siempre con una gestión basada en el análisis fundamental de las empresas locales, lo que ha permitido situar al fondo con el mejor track record de la industria a 10 años, con un retorno anualizado de más del 11%, según las estadísticas de Morningstar Chile. Ahora, el año 2014 presenta un escenario complejo para el accionariado local, indica. “Ahora es más importante la gestión activa, hay que tratar de identificar los impactos a corto plazo y a largo plazo de las reformas, y hay que hacer un gran análisis tanto sectorial como de stock picking”, expone el portafolio manager del BTG Pactual Acciones Chilenas.

El fondo de BTG Pactual, que con un equipo de seis personas gestiona unos 50 millones de dólares y así es uno de los más grandes de la categoría, oscila entre 25 y 30 posiciones. “Es un rango más acotado que el promedio”, señala Rojas. Esto sucede por “la filosofía de análisis fundamental que tenemos. Para sacar fruto a este análisis hay que tener apuesta y paciencia con los valores en los que tenemos convicción de que tienen valor por encima del mercado”, añade. Esta filosofía no cambió con la absorción de Celfin por parte de BTG Pactual. A pesar de ello, la rotación, expone, es de dos veces al año, “algo sobre promedio, pero no distante”.

El fondo gestiona activos con valor de cerca de 50 millones de dólares, y tiene un límite de concentración del 10% para sus posiciones, además de que más del 90% del patrimonio tiene que estar invertido en acciones chilenas. El portafolio, asegura Rodrigo Rojas, se construye acción por acción y, aunque predominan las grandes compañías por cuestión de liquidez, también hueco para las small y mid cap. “Estamos en contacto permanente con las empresas”, explica el gestor, para conocer cómo es la gestión y funcionamiento de las mismas. Además, añade, “todas las semanas nos juntamos internamente y revisamos los análisis que tenemos sobre las compañías”.

Ruido

Las perspectivas para la renta variable han mejorado respecto al escenario del pasado año, aunque continúan los nubarrones por esperadas medidas políticas. En 2013, opina Rojas, “Chile iba de la mano con los emergentes y el resto de Latinoamérica hasta junio, y por temas internos hubo un desacoplamiento”.

Ya en este ejercicio, “el nuevo Gobierno trajo consigo reformas que ya se habían anunciado. La reforma tributaria conlleva cuestionamientos sobre posibles efectos en el crecimiento y un incremento de los impuestos sobre las utilidades”, arguye. Asimismo, el verde registrado en marzo y abril por parte del IPSA ha tenido que ver “con el rally en emergentes con vuelta de flujos, sobre todo por compras de instrumentos de gestión pasiva. Éstos provocaron un flujo importante de entradas, pero el ánimo local está más negativo que lo que refleja la bolsa”. En estas entradas de inversionistas institucionales no destacan las AFP, que “influyen en la bolsa local, pero desde hace cuatro o cinco años son menos activas en el día a día, los meses que entran fuerte es cuando hay grandes bloques accionarios en el mercado”.

Ante este análisis, se muestra más confiado en utilities y en el sector bancario, ya que “aunque hay menor crecimiento, son los sectores menos afectados por la reforma tributaria, y tienen una fuerte demanda. También en salud porque la demanda es potente”, con el ejemplo de AES Gener o Banco de Chile, “empresas con poco riesgo operacional, diversificación y crecimiento interesante”. En el lado opuesto, “intentamos evitar retail por la desaceleración del consumo y del empleo. Las cifras de desempleo van a llegar al 7% a corto plazo”.

Noticias relacionadas

Lo más leído