"Ahora, el riesgo está en que los bancos centrales pierdan el control del mercado de la renta fija"


Stefano Fiorini forma parte del equipo de gestores de un fondo multiactivo y multiestrategias flexible de Generali Investments Europe, el Generali IS Absolute Return Multi Strategies, y está especializado en la parte de materias primas y divisas. Fiorini ha venido de visita a España para satisfacer la demanda de los clientes españoles de la gestora –en este caso concreto, banca privada-, donde la casa ha detectado un interés creciente por este producto.

Fiorini opina que, más que una gran rotación, lo que está sucediendo es que “la gente se ha acostumbrado a comprar renta fija porque venía de un mercado alcista muy duradero, y ahora tienen más dudas, por lo que hay preferencia por la bolsa, nosotros también la tenemos”. El gestor ve que ahora los inversores están empezando a ser más cautos con los bonos, porque han empezado a preguntar por instrumentos de menor duración

El gestor de Generali Investments Europe afirma de la última rebaja de tipos del BCE que “incluso aunque no lo admitan, el cruce de divisa fue un punto importante para tomar esa decisión, que creo que era también para abaratar el euro”. “No pensamos que el euro se ponga muy, muy barato”, matiza no obstante, pues considera que la moneda única todavía cotizará dentro de un rango contra el dólar. “Si la economía de los Estados Unidos continúa creciendo a un ritmo más alto que la europea, será positivo para el dólar”, concluye el gestor, que sitúa el cruce entre ambas divisas dentro de la horquilla 1,2-1,4 dólares por euro. 

Al preguntarle cuál cree que podría ser el mayor riesgo para 2014, el gestor afirma que lo peor que podría pasar es “una nueva crisis del euro” provocada por “falta de confianza en la capacidad de control de la autoridad monetaria”. Fiorini lo explica con mayor detalle: “Ahora hay mucha confianza en la capacidad del BCE para resolver problemas, pero si la gente empieza a desconfiar, sería un gran riesgo para el mercado porque básicamente la crisis del euro se resolvió cuando Draghi dijo que haría lo que hiciera falta para salvar al euro”. El gestor cree que la visibilidad (forward guidance) que han dado los bancos centrales sobre sus acciones ha funcionado “hasta ahora”, pero estima que el riesgo está en que los bancos “pierdan el control del mercado de renta fija”. Piensa que, si los tipos suben, lo harán lentamente porque una subida brusca “puede ser peligroso para los activos de inversión”. 

No obstante, Fiorini se apresura a matizar que no es el escenario central de la gestora, porque están positivos en renta variable, con preferencia por la europea frente a la americana y especialmente de los países de la periferia de Europa, mientras que en el terreno de la renta fija ven que los tipos subirán ligeramente en los países del núcleo europeo y están positivo en la deuda periférica. “Todavía estamos positivos en crédito”, añade, completando así su escenario previsto para 2014. 

Duración mínima y apuesta por las bolsas periféricas 

“Estamos viendo mucho interés en el retorno absoluto, porque los tipos de interés están muy bajos y la gente está buscando inversiones alternativas”, amplía Fiorini, que señala que, este año, “el mercado de renta fija ha experimentado mucha volatilidad, por lo que no todos los fondos de bonos han dado retornos positivos”, de ahí el trasvase de los inversores hacia otras estrategias, en particular “instrumentos que tengan la habilidad de ponerse cortos en renta fija”. La duración media del fondo de Generali es de 0,42 años en la actualidad, con una volatilidad en el año del 2,46%. 

El gestor entra en detalle, explicando que muchos de los clientes de Generali Investments Europe se están interesando por este fondo porque “no es un producto agresivo, puede tener duraciones negativas, por lo que puede afrontar una subida de los tipos de interés, pero también incluye estrategias en renta variable, deuda pública, crédito, divisas, tipos de interés, e incluso estrategias en materias primas”

Para implementar las estrategias de la cartera, el equipo gestor se fija únicamente en activos líquidos –salvo en el caso de las materias primas, donde compran cestas de índices-. El corazón de la estrategia está compuesto por bonos gubernamentales, crédito –la mayoría con grado de inversión-, renta variable y divisas. En todas pueden ponerse cortos o simplemente reducir exposición, y lo hacen con derivados que tengan mucha liquidez y que sean simples, como futuros para renta fija y variable y forwards para divisas, así como CDS como compradores de protección sobre crédito. “Este no es un fondo de derivados: hay por supuesto derivados, pero no son el principal activo del fondo”, resume. 

“Cuando usamos derivados, puede ser por varias razones”, continúa el experto: para ponerse largos en bolsa, como una expresión de su sentimiento hacia una parte del mercado – por ejemplo, comprar posiciones cortas sobre un índice en la creencia de que este caerá- o para crear valor relativo. Por ejemplo, admite que este año el equipo ha estado muy activo en deuda periférica, pero esto no significa que mantengan siempre esa posición. Un caso real: cuando se produjo la crisis política en Italia, el fondo usó futuros sobre índices de bonos soberanos y se pusieron cortos en deuda periférica. Actualmente están cortos en el bono estadounidense a 5 años; también llevan un tiempo estando cortos en el bono nipón a 10 años. 

Eso sí, hay algunas restricciones: por ejemplo, la duración del fondo puede moverse entre posiciones largas a un máximo de 7 años y posiciones cortas a un mínimo de 5 años, aunque históricamente la duración se ha movido entre 3 y -2 años. En renta variable, pueden ponerse largos o cortos en un máximo del 50%, pero nunca se han tocado estos extremos: la media histórica del fondo se mueve entre el 20% y el -10%. 

En la parte de crédito, que han ido reduciendo a lo largo del año, uno de los pilares de la estrategia es la selección de nombres en las emisiones que les gustan de verdad, y cubriéndose con CDS. 

El gestor explica que el Comité de Inversión del fondo combina los estilos top-down y bottom-up, y como resultado en ocasiones aparecen ideas macro que se pueden utilizar como temáticas, como por ejemplo ponerse largo en compañías japonesas exportadoras. “Usamos temas macro, y cuando alcanzamos un objetivo cerramos las posiciones”, resume el gestor, reflejando la gestión muy activa que se realiza en este fondo, supervisada siempre por el citado Comité, un comité de expertos de la firma. “La idea de este producto, que implementamos hace poco más de dos años, es intentar tener las mejores ideas de todos los departamentos, invirtiendo su tiempo y máxima dedicación en este fondo”, afirma Fiorini. A su vez, este fondo es replicado por otras estrategias de fondos de seguros, mandatos y otros de la gama que ofrece la firma. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído