¿Agresivos o defensivos? ¿Cómo afrontan los gestores de renta variable americana los máximos históricos del S&P?


La beta es la pendiente de la línea de regresión de las rentabilidades de un fondo frente a la de su índice de referencia. Es una medida del riesgo sistémico y la teoría del CAPM la utiliza para calcular el retorno esperado de un activo en función de su beta y el retorno del mercado. Un fondo con una beta superior a uno exagerará más los movimientos del mercado (más beneficios que el mercado en caso de subida, pero más pérdidas en caso de caída), mientras que una beta inferior a uno significa justo lo contrario (menos rentabilidad que el mercado en periodos de subida a cambio de menor caída en periodos de corrección). Según Diego Fernández, director de selección de fondos en A&G, resulta útil para tener una primera idea de cómo de agresivo o defensivo está siendo un gestor.

Conocer cuál es la estrategia que están siguiendo en términos de beta los gestores se antoja particularmente interesante en el caso del mercado de renta variable estadounidense, sobre todo teniendo en cuenta que el S&P 500 acaba de tocar máximos históricos al superar los 2.000 puntos. Grant Bowers, gestor del Franklin US Opportunities, apuesta por mantener una beta de 1,09 en el actual entorno de mercado. El experto ve más razones para el optimismo que para el pesimismo, al considerar que "el rally de estos últimos años se ha soportado en una sana combinación de crecimiento de beneficios empresariales y expansión de múltiplos, reflejando de forma racional las mejoras sufridas por la economía americana".

Actualmente, las mayores oportunidades las encuentra en la tecnología (ligada al fuerte crecimiento de la telefonía móvil y el “cloud computing”) y la salud (sector que ha batido records en número de compuestos que han salido al mercado y el fuerte crecimiento de su consumo globalmente por el fuerte crecimiento en emergentes). El resultado global es una cartera diseñada para aprovechar el rally del mercado. Una beta similar (1,09) es la que mantienen actualmente Evan Bauman y Richard Freeman en el Legg Mason Clearbridge US Aggressive Growth. Al igual que el fondo de Franklin Templeton, este producto de Legg Mason Global AM con sesgo 'growth' tiene un fuerte peso en compañías tecnológicas y sanitarias. El fondo es primer decil de su categoría en 2014.

También los hay, sin embargo, que en el actual entorno prefieren no hacer market timing y apostar por una beta más neutral. Es el caso, por ejemplo, de Alan Straus y Matt Ward en el Schroder ISF US Large Cap. Habitualmente, la beta de la cartera se mueve entre el 0,95 y el 1,05. Actualmente, es del 1,01. Se parece a los fondos anteriormente mencionados en el fuerte peso del sector tecnológico (18,7%) y compañías de salud (16,7%); se diferencia en su mayor apuesta por el sector financiero, cuya ponderación alcanza el 18,2%. Después de los retornos vistos desde mínimos de 2009, con los índices en máximos históricos, muchos inversores se han empezado a plantear si la renta variable americana tiene sentido.

¿Está cara la bolsa de Estados Unidos?

Ángel Agudo, gestor del FF America, el segundo fondo de bolsa americana con más patrimonio en España, considera que el mercado estadounidense no está caro y el entorno macro está mejorando. "Un PER de 17 es exactamente el nivel donde debería estar el mercado y, a la vista del ROE del 15%, podemos decir que opera de forma eficiente”, afirma el experto. Si bien admite que el peso de los beneficios empresariales después de impuestos de EE.UU como porcentaje de la renta nacional es elevado, matiza que, si se excluyen las empresas enfocadas en el mercado internacional en los sectores de tecnología y farmacia y las empresas industriales con centros de producción en Asia y China para centrarse en las empresas 100% estadounidenses, “ese porcentaje, aunque se encuentra en la parte alta, sigue estando dentro de la horquilla histórica”.

Del análisis de los fondos de bolsa americana con mayor patrimonio en España se concluye que este producto de Fidelity Worldwide Investment es uno de los que mantienen una beta más baja (0,99). Asimismo, del estudio de los ocho fondos con mayor volumen de activos se puede extraer una conclusión interesante: en la mayoría de los casos la beta a tres años que recoge Morningstar es superior a la beta actual de la cartera, lo que indica que los gestores han ido dando a sus carteras un sesgo más conservador a medida que el mercado iba subiendo. Además del FF America, es el caso del Robeco US Premium Equities, del JPM US Select Equity, del AXA Rosenberg US Enhanced Index Equity, del Pioneer Funds-US Research y del UBS (Lux) Equity Sicav-USA Growth.

FondoBeta actual de la cartera Beta a tres años (Morningstar)Patrimonio en España (en mill. de euros)
Robeco US Premium Equities1,021,06750
Fidelity Funds America Fund0,991,02375
JPM US Select Equity Fund1,061,12375
AXA Rosenberg US Enhanced Index Equity1,031,11250
Pioneer Funds - US Research Fund1,021,05225
Pioneer Funds - US Fundamental Growth0,910,88125
UBS (Lux) Equity Sicav - USA Growth1,051,1450

Fuente: Datos de patrimonio extraídos del Barómetro mensual publicado en Funds People. La beta acual es resultado de la información aportada por las propias entidades. La beta a tres años se recoge en las fichas de los fondos de Morningstar.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído