Tags: ETF |

Agosto rompe la tendencia alcista en los ETF estadounidenses


Los boletines estadísticos de ETF se habían vuelto predecibles en los últimos meses, marcados por la evolución alcista de la industria y los continuos flujos de entrada en los fondos cotizados estadounidenses, como ha venido publicando Funds People. Sin embargo, los últimos datos de NSX, comentados por ETFdb, han dado la sorpresa, pues sus activos han decrecido en un 2,3%, desde 835 millones hasta los 815 millones de dólares en agosto.

 

Gran parte de la caída es atribuible a la pérdida de rentabilidad de los activos, pero también a los reembolsos sufridos por segunda vez en el año. Así, las salidas del mes sumaron 1.900 millones de dólares, si bien la cifra podría haber sido positiva de no haber contado con las retiradas de capital del S&P 500 SPDR (SPY), que ascendieron a 6.600 millones de dólares.

La última vez que la industria estadounidense vio salidas netas fue en enero, cuando se esfumaron 17.000 millones de dólares. Desde entonces, todos los meses han sido positivos, sumando 66.000 millones de entradas hacia los fondos cotizados en seis meses (de febrero a julio, ambos incluidos).

Por cuota de mercado, Vanguard siguió ganando terreno a sus competidores, con 3.700 millones más en el mes. Agosto también fue propicio para los emisores de ETF apalancados, pues ProShares y Direxion se hicieron con 1.200 millones y 516 millones de dólares respectivamente, lo que podría reflejar un aumento del uso de estos productos en un ambiente volátil.

Por activos, el cambio de renta variable estadounidense hacia fondos que invierten en productos internacionales continuó en el mes. Así, las salidas de los ETF de bolsa nacional alcanzaron los 12.000 millones de dólares, mientras los fondos de renta variable internacional alcanzaron suscripciones de 4.500 millones, gran parte de las cuales fue a parar a ETF de mercados emergentes.

Otros patrones que caracterizaron el mes de agosto fueron los movimientos hacia la deuda de menor calidad, debidos a la búsqueda de mejores retornos. También atrajeron el interés de los inversores los ETF de materias primas, tras sufrir salidas en julio. Los ganadores fueron fondos cotizados de gas natural, más atractivos debido a la caída de los precios, mientras el oro siguió captando capital: los flujos hacia tres fondos que invierten en el metal precioso (GLD, IAU, SGOL) alcanzaron 1.100 millones de dólares.

 

Lo más leído