Afore XXI Banorte: "Si bien esperamos retornos a largo plazo, no vamos a dejar de monitorear su desempeño diario"


En una entrevista publicada por El Economista recientemente, Tonatiuh Rodríguez, director de inversiones de Afore XXI Banorte, indicó algunas de las características de los mandatos otorgados a finales de enero a BlackRock y Schroders. ¿Por qué un mandato? ¿Cuáles son los costes? ¿Qué pasa si no se consiguen los resultados?, son algunas de las preguntas que contesta.

La renta variable europea es el claro objetivo de estos mandatos, al considerar que "hay un consenso entre analistas de que la región está por debajo del valor de creación, es decir, si se deshace una compañía o se decidiera formar una empresa, costaría 20% hacerla nueva que comprarla en la Bolsa de Valores", explica Rodríguez. Se muestra optimistas sobre el mercado ya que piensa que "hay grandes oportunidades, en ciertos sectores, en ciertas acciones en particular, más no necesariamente en un índice". Esto, y la limitación de la legislación (la Consar sólo permite invertir en índices en el exterior), es lo que les ha llevado a recurrir a los mandatos, los cuales les permiten hacer una selección activa de los valores.

En cuanto a  la duración de los acuerdos, el ejecutivo indica que "tenemos la opción por contrato de terminarlo el día que queramos. Pero no sería justo ni correcto evaluar una situación de largo plazo si no lo dejas al menos un par de años" A lo que añade: "la evaluación de un manager se hace diario, el período donde esperamos ver resultados de las estrategias podría ser de tres años".

Por otra parte, Rodríguez indicó que los mandatos no son caros porque tienen un tope. "Nosotros establecimos un rango estricto en ese sentido, no lo podemos hacer público por temas de negociación, pero además hay una restricción de ley para que evite que los mandatos sean caros". Legalmente, la Consa establece un techo del 0,70% del monto total del mandato que se entregue al manejador de activos. La gestora que lleve a cabo el mandato recibirá el porcentaje acordado a razón de comisión por manejo de fondo, independientemente del rendimiento que obtenga el administrador.

Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que esperan de los mandatos? "Creo que de lo que podemos hablar con certeza es de los impactos esperados que tienen que ver con un mayor retorno. En la medida en que nosotros desconcentremos los portafolios y los podamos diversificar, será una acción que dará eficiencia porque mitiga el riesgo y los expone a componentes de retorno, en este caso de renta variable europea, que podrían obtener rendimientos importantes porque hay muchas oportunidades".

Asimismo, en el caso de que por condiciones del mercado, los rendimientos pactados en el mandato no se lograran, "como clientes se nos permite retirar los recursos en el momento que nosotros queramos". El ejecutivo explica en la entrevista que hay acuerdos de performance, pero que la Afore no empleó ese formato. Básicamente se trata de un formato que premia o castiga a la gestora en función de los rendimeintos obtenidos. "Cuando detectemos algún problema, tenemos la opción de cambiarlo por otro o disminuir la inversión. Si bien estamos esperando retornos en el largo plazo, no vamos a dejarlos de monitorear y de ver qué tipo de desempeño están teniendo diario", apunta Tonatiuh Rodríguez. Y añade, "si encontramos un mal manejo por cualquier motivo, el contrato contempla sanciones para ellos. Pero en los casos donde los índices pagaron menos 15% y el mandato otorgó menos 10% pues ahí nos ahorraron un 5 por ciento", explica.

Noticias relacionadas

Lo más leído