Afinet reduce su exposición a bolsa y aumenta la deuda pública a corto plazo y la liquidez


Afinet Global EAFI explica que el efecto divisa ha ampliado la rentabilidad mensual de renta variable de EEUU en dólares y de emergentes, las dos áreas de mercado en las que están sobreponderados en bolsa. Pero, de cara al mes de diciembre, cree que deben gestionar “la estacionalidad positiva y las alertas de cubrir exposición a renta variable que nos están dando nuestros modelos de timing para bolsa en euros”. Por eso, optan por reducir exposición global a bolsa, y desplazar los pesos desde bolsa europea y emergentes hacia Japón en su cartera modelo de diciembre. En total, las posiciones en renta variable recomendadas se sitúan en el 26% de la cartera. “Bajamos 4 puntos la exposición (hasta el 26%) y rebalanceamos peso hacia Japón”, explican.

En renta fija, que ocupa el 47% de la cartera modelo, aumentan exposición a deuda pública a corto plazo en dos puntos (hasta el 4%), aprovechando la ampliación de diferenciales del último mes, mientras carecen de exposición en deuda europea y estadounidense a largo plazo. También aumentan el peso de la renta fija emergente hasta el 14%, dos puntos más que antes. En renta fija privada, rebajan la sobreponderación en activos con grado de inversión (15% de la cartera) y mantienen mantenemos sin cambios el resto de exposición. La deuda de alta rentabilidad supone el 12% de la cartera.

Con respecto a las divisas, retoman la exposición a riesgo divisa con un 3% en el dólar de EEUU. “El recorrido adicional en la apreciación podría ser limitado atendiendo al posicionamiento del mercado y los niveles de tensión en las cotizaciones del basis swap EUR*USD 12m, pero consideramos que existe un riesgo asimétrico, acotado para una eventual apreciación del euro mientras el foco de atención se reorienta hacia el plano político del área euro”, comentan desde la entidad.

La gestión alternativa ocupa el 18% de la cartera modelo de diciembre, con mayor presupuesto de riesgo y sin exposición al retorno absoluto conservador. Eso sí, la liquidez sube dos puntos, hasta el 6% de la cartera.

Sustituciones

En su cartera Ibex, la principal novedad es la entrada de Indra en sustitución de ACS, además de la rebaja de la exposición en Inditex a favor de Santander. Entre las razones por las que les gusta Indra está su diversificación por producto (consultoría estratégica y tecnológica, proyectos de integración de sistemas, outsourcing, sistemas de gestión de tráfico aéreo, de ticket de los metros, de recuento de voto, etc.) y el origen diverso de sus ingresos, que permiten entender la resistencia de su BPA durante la crisis.

“A pesar de los esfuerzos, en los últimos meses está mostrando cierta incapacidad para reducir el peso de España en su facturación (todavía es de un 62%), pero consideramos que la actual corrección es una oportunidad de compra, dado que implica cotizar con un PER menor a 11 veces y una rentabilidad por dividendo cercana al 5%, en claro contraste con lo observado en años anteriores, en los que el PER era de 20 y la rentabilidad de apenas el 2%”, comentan. La ausencia de endeudamiento (apenas un 0,5 deuda / EBITDA) es otro de los aspectos positivos del valor, así como un núcleo duro de accionistas que controlan un 40% y que parece estable, al menos tras la venta de Unión Fenosa a CF Alba de un 10%.

“Mantenemos nuestra estrategia en la selección de valores con un ROE superior a la media del mercado, con un margen EBITDA superior, un nivel de apalancamiento inferior. Nuestro posicionamiento pasa por cubrir riesgo direccional (beta) y comprar el principal apoyo de la renta variable a largo plazo (dividendos)”, apostillan.

 

 

Lo más leído