Tags: Renta Variable |

Advertencia de Morningstar: los fondos con valor liquidativo diario no deberían tener compañías no cotizadas en cartera


Lo sucedido con el fondo de Neil Woodford, que primero tuvo que suspender reembolsos y posteriormente se tuvo que liquidar al no poder hacer frente a los reembolsos por el importante volumen de posiciones ilíquidas que mantenía en cartera, sigue siendo motivo de análisis. Al fin y al cabo, es una lección de la que la industria puede aprender. La más importante –según John Rekenthaler, miembro del equipo de Análisis de Morningstar en Chicago- es que “los fondos con valor liquidativo diario no deberían tener compañías no cotizadas en cartera”.

A su juicio, que se les permita hacerlo es un triunfo de la esperanza sobre la experiencia. “La esperanza es que, al expandir sus universos de inversión, los fondos mutuos puedan mejorar sus retornos. Tener mayores oportunidades debería conducir a mayores ganancias futuras, particularmente cuando, como ocurre con el private equity, la clase de activo ofrece mayores retornos esperados”. El problema es que esos retornos esperados pueden ser, de hecho, meras ilusiones.

“Recientemente, varios fondos de renta variable de Estados Unidos han perdido dinero en los llamados unicornios, empresas nuevas que han alcanzado un valor superior a los 1.000 millones. Algunos sostienen que tales decepciones son de esperar, puesto que cuando este tipo de empresas alcanzan valoraciones tan altas, dejan de tener un precio atractivo. No igualarán los rendimientos históricos del private equity”, explica.

Sin embargo, incluso si los gestores fueran hábiles a la hora de seleccionar y comprar private equity, sus ganancias no valdrían el costo de reputación. El fondo de Woodford ha sido el más grande que ha entrado en la espiral de la muerte de los activos ilíquidos, pero en realidad no ha sido la única víctima. Estados Unidos tiene sus propios ejemplos.

“Los fondos de Woodford son los más grandes que han sido víctimas de la iliquidez de los activos, pero no los únicos. Estados Unidos tiene sus propios ejemplos. Algunos de ellos incluso han sido censurados por fijar el valor de sus activos ilíquidos, un problema que no ocurre con las acciones que cotizan en bolsa. Permitir que los fondos con valor liquidativo diario mantengan inversiones que no lo hacen es una tontería. El límite adecuado para dichos valores en cartera es cero”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído