Adiós UK, we will miss you


TRIBUNA de Alberto Montero, gestor de hedge funds.

Durante los últimos años se está haciendo cada vez más evidente un cambio en la hegemonía mundial que antes recaía en el Atlántico entre norte América y Europa.

Actualmente, sin embargo, se está desplazando al pacífico y Asia va tomando el relevo progresivamente. Reflejo de esta realidad es la evolución de pesos y cuotas en las organizaciones supranacionales.

No existe  un mundo sin crisis ni problemas, solo en el siglo pasado se registraron decenas de crisis y las que quedan. Lo que sí nos diferencia es la forma de afrontarlas/os.

El estado de bienestar europeo es una mentira cargada de buenas intenciones e inexperiencia de forma par, propia de quién asienta cátedra sin haber tenido una experiencia de éxito previa. De nada sirve inventarse derechos desde el papel si económicamente no son afrontables.

Reino Unido era uno de los pocos miembros que podía orientar un nuevo rumbo con un sentido a Europa, esa posibilidad hoy ha desaparecido. La unión hace la fuerza pero depende con quién te unas. Para Europa es una noticia trágica y para Reino Unido en el corto plazo también. Sin embargo en el medio largo-plazo depende de como lo jueguen pueden darle la vuelta, Reino Unido así lo a demostrado otras veces.

Su salida será un proceso largo, que supondrá una desintegración  reducción del comercio y la actividad económica, esto contribuirá a un aumento del paro disminución de la libertad circulación de mano de obra, aumento de la burocracia y generación de barreras.

La semilla de la Unión Europea era evitar una tercera guerra mundial ya que el mundo no se lo podía permitir a tantos niveles.

Hoy, el riesgo de contagio ha nacido y por lo tanto el riesgo de desintegración ya es una realidad.

Lo más leído