Acuerdos, alianzas, fusiones y compras... Todo es posible para las principales gestoras españolas


Ya no hay vuelta atrás. Lo que hace años era válido, hoy en día es simplemente pasado. Las gestoras españolas no pueden contemplar el negocio de la misma manera que antes porque ni la regulación ni el entorno lo permiten. Los tipos bajos han venido para quedarse, el estrechamiento de márgenes se acelera y la interlocución de la gestora con el cliente ha cambiado por completo.

En este contexto, analizado en el XI Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva organizado por APD, Deloitte e Inverco, todas las entidades están buscando la fórmula para sobrevivir y adaptarse a un entorno cambiante. “Hay que hacer eficiente tu organización y ser mutable porque las necesidades del mercado y el cliente varían”, destaca Juan Bernal. El consejero delegado de CaixaBank AM cree que hay que diversificar la cuenta de resultados, incorporando ingresos por la prestación de servicios a los ya recurrentes por la comisión de gestión. En este sentido, optan por encontrar alfa en la organización y llegar a acuerdos con terceros donde no lo tengan.

Javier Turrado, director comercial de Bankinter Gestión de Activos, piensa que los retos para la gestoras española están en mantener o incrementar la rentabilidad, ser creativos para el cliente y posicionarse de manera prudente con la renta fija y renta variable y utilizar todos los instrumentos posibles en las carteras (divisas, materias primeras, derivados).

Un año más, la gestión discrecional y los perfilados son las principales de la gestoras bancarias españolas, tal y como manifiesta Miguel Ángel Sánchez Lozano, consejero delegado de Santander AM. Desde su punto de vista, el reto está en acompañar y asesorar al cliente, quien tiene que cambiar su perspectiva de ahorrador a inversor. “Hay que hacer un esfuerzo grande en hacerles entender a los clientes que los tipos bajos han venido para quedarse”, puntualiza. Considera que una buena manera de ayudarles a entenderlo es potenciar la inversión periódica.

Luis Megías, consejero delegado de BBVA AM, comparte la apuesta por el asset allocation como propuesta de valor de las gestoras españolas, aunque cree que hay que ofrecerle al cliente todos los servicios posibles. Megías destaca que el 2019 está siendo un año de luces y sombras: “el crecimiento nos lo está regalando el mercado, pero acumulamos reembolsos netos en todas las categorías salvo en renta fija”.

Tanto Megías como Sánchez también destacan a los acuerdos que han llegado con otras gestoras para ciertos activos, movimiento que también ha llevado a cabo Bankia Fondos. Rocío Eguiraun, consejera delegada de la gestora, considera que hay que adaptar las estrategias de inversión a una mayor globalización. Por otro lado, confía en el desarrollo de herramientas para que los clientes puedan planificar sus inversiones.

En un cambio de paradigma para la industria, donde los fondos van a ser el motor de las necesidades de ahorro a largo plazo, Cirus Andreu, presidente ejecutivo de Sabadell AM, ha apostado por la educación financiera y facilitar los hábitos. “Es un reto compartido con los inversores”, indica. En el caso de la gestora, comenta que las alianzas que se pueden plantear tienen que ir siempre con la vista puesta en mejorar el negocio, las soluciones de inversión y con un racional de largo plazo. “Vamos a ver varias modalidades de alianzas”, apunta Andreu, quien no le sorprende nada que las aseguradoras amplíen su negocio comprando negocios de gestión de activos o patrimonios.

Fusiones y adquisiciones

Tanto Juan Aznar, presidente ejecutivo de Mutuactivos, como José Luis Jiménez, director general del Área Corporativa de Inversiones de Mapfre, han recogido el guante en una segunda mesa redonda. Aznar contempla un futuro prometedor para la inversión colectiva, a pesar de los vientos de proa derivados del actual contexto de tipos, y tres tendencias generalizadas: caída de márgenes con independencia del modelo de negocio, un proceso de concentración acelerado en España y flujos hacia fondos sostenibles. Por su parte, Jiménez opina que hay que separar la gestión de la distribución, siendo este último negocio donde va a haber mayor concentración.

Como actores principales del proceso de fusiones y adquisiciones vivido en los últimos meses, Aznar considera que este proceso no se fundamenta en el incremento de costes regulatorios. “El desencadenante es un mercado sobredimensionado, donde 100 gestoras apenas reúnen el 15% del patrimonio”, contextualiza. “Hay que tener un modelo de negocio diferencial para que los márgenes resistan. Es un negocio de escala, donde el tamaño importa”, señala.

Desde su punto de vista, en lo que queda de 2020 y en 2021 habrá “adquisiciones, no fusiones”. Para Jiménez, “la fusión no es el camino salvo que quieran ampliar el volumen, la clave está en la colaboración”. En Mapfre AM se decantan por las alianzas estratégicas y no tanto por las adquisiciones. “Hay que crear ecosistemas donde se favorezca el talento y el equipo”, determina Jiménez, quien advierte que no hay una solución que valga para todos.

Los factores determinantes de Mapfre para comprar un 10% de Abante han sido “crecer y crear valor”. En el caso de Mutuactivos, quien ha comprado participaciones de Alantra WM, EDM y Cygnus, enumera cuatro factores que comparten estas entidades: negocios complementarios, franquicias diferenciales reconocidas, creación de valor por apalancamiento operativo y no por sinergias y química profesional.

Para Antonio Muñoz-Suñe, director general de Trea Asset Management, las adquisiciones recientes son pocas. “Venimos de una sequia, ojala se vean mas”, espera Muñoz, quien considera que lo importante de las fusiones y adquisiciones es crear sinergias y rentabilidad. Las adquisiciones, añade, no tienen porque ser de la entidad como figura jurídica, sino que también pueden ser de capital humano o de capacidades de distribución. 

Por su parte, José Manuel Pérez-Jofre, CFO de Cobas AM, espera una concentración y polarización del mercado español. “Habrá gestoras con mayor patrimonio y otras de nicho”, reflexiona. Muñoz, de Trea AM, apuesta por una “desbancarización de la gestión donde el talento salga de los bancos y se fomente la creación del negocio”. José María Ortega, director general de March AM reivindica que “en los bancos también hay talento e independencia”, pero considera que “hay que hacer atractivo el producto español para el distribuidor, frente al internacional”. Contempla un futuro prometedor para los fondos pero no tanto para las pensiones. “O se cambia la legislación o veo poco futuro”, destaca.

Desde Imantia Capital, tal y como ha explicado su consejero delegado, Gonzalo Rodríguez, adaptan tres tendencias del sector a la gestora: búsqueda de eficiencia por un mejor uso del capital, especialización de producto con incorporación de análisis cuantitativo y la creación de una comunidad digital inversora. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído