Actualización del M&G Dynamic Allocation: prevalece la apuesta por la periferia tanto en bolsa como en deuda


¿Qué hechos han sido suficientemente relevantes durante el último mes como para propiciar cambios en la cartera del M&G Dynamic Allocation? Juan Nevado (en la imagen) y Tony Finding son los gestores principales de este fondo multiactivos de M&G Investments, que marca la diferencia respecto a otros de su categoría por la importancia que se concede a la psique de los inversores a la hora de diseñar su política de inversiones.

De momento, el equipo de gestión del fondo sigue mostrando una marcada preferencia por la renta variable frente a la renta fija ya que, en su opinión, un grupo selecto de mercados de renta variable puede ofrecer más atractivo que la deuda pública a corto plazo y la liquidez. Así, los activos de bolsa ponderan un 46% en la cartera del producto. “Si bien las valoraciones de la renta variable en parte son reflejo de factores fundamentales, sigue vigente un elemento vinculado a la conducta inversora que contribuye a la infravaloración de esta clase de activo”, explican desde M&G. Los expertos añaden que “sin duda, después de la volatilidad bursátil de los últimos años, a los inversores les ha costado emocionalmente volver a asumir el riesgo de invertir en renta variable”.

Sin embargo, teniendo en cuenta los cambios significativos en las valoraciones de las distintas clases de activo que se han operado en los últimos meses, el equipo de gestión considera que resulta cada vez más importante aprovechar la flexibilidad del fondo para responder a las diversas temáticas que surgen en los distintos mercados globales, dado que las economías regionales están experimentando diferentes niveles de recuperación.

Por ejemplo, constatan que el mercado estadounidense en general ha respondido al fortalecimiento de los indicadores económicos, repuntando hasta niveles cercanos a su valor histórico, si bien todavía se identifican ciertos segmentos que ofrecen valor, lo que ofrece oportunidades para determinadas posiciones de valor relativo. De esta forma, el fondo mantiene una posición corta del 2% en el S&P 500, frente a un 2% en el sector tecnológico y a un 5,5% en una cesta de títulos estadounidenses, principalmente del sector bancario. Por su parte, gracias al perfil favorable de los últimos datos publicados, el mercado británico ha mostrado una sólida evolución durante los últimos meses. No obstante, la opinión de los expertos de M&G es que en líneas generales la renta variable del Reino Unido sigue ofreciendo valor y por ello el fondo actualmente mantiene una exposición a esta clase de activo del 8%.

Nevado y Finding estiman que todavía existen valoraciones muy atractivas en una selección de mercados asiáticos y emergentes, así como en una parte de Europa. Eso sí, matizando que, si bien existen indicios de mejores perspectivas de crecimiento y de estabilización de los beneficios en mercados como el italiano y español, la recuperación de la zona euro sigue por detrás de la de EE.UU. y el Reino Unido. No obstante, como la política del Banco Central Europeo sigue favoreciendo claramente la expansión monetaria, frente a las futuras subidas de tipos en los países anglosajones, el fondo conserva una exposición importante a la renta variable europea a través de una participación del 3% en el índice EuroStoxx 50 y del 4% en cada uno de los índices de Italia, España y Alemania.

Posicionamiento en renta fija

Dicho esto, el fondo sigue manteniendo importantes posiciones en segmentos selectos de renta fija, como la deuda soberana a largo plazo de países occidentales o los bonos estatales de países emergentes. “Las valoraciones de la renta fija también muestran una evolución mixta, por lo que existen oportunidades de valor relativo atractivas”, afirman desde la gestora británica, en referencia, por ejemplo, a la combinación de posiciones cortas y largas en deuda alemana frente a la deuda periférica o en deuda alemana versus treasuries o gilts.

Los gestores del M&G Dynamic Allocation hacen una observación en este punto: “En el entorno de deuda soberana de países occidentales, nos parece que las emisiones a corto plazo siguen exhibiendo una sobrevaloración peligrosa, mientras que el tramo largo continúa ofreciendo oportunidades atractivas. A pesar de sus sólidos resultados este año, las rentabilidades de la deuda soberana a 30 años de EE.UU. y el Reino Unido todavía están bastante lejos del nivel anterior al brusco repunte de la volatilidad del verano pasado –el denominado 'taper tantrum', por lo que siguen siendo bastante saludables”.

¿Cómo está posicionada la cartera del fondo dentro del universo de renta fija? Para empezar, mantiene posiciones largas en una selección de instrumentos de deuda pública de mayor rentabilidad (12,5% EE.UU. a 30 años, 1% Reino Unido a 30 años, 5% México a 30 y 10 años, 4% Sudáfrica a 5 años, 3,5% Portugal a 5 años, 3% España a 10 años, 2% Brasil a 2 años y 1,5% Malasia a 3 años) frente a posiciones cortas en bonos de menor rentabilidad (10% EE.UU. a 5 años, 7% Alemania a 30 y 5 años, y 7% Japón a 10 años). La cobertura de estas significativas posiciones cortas implica que la exposición neta a la liquidez se sitúa en el 36%.

En divisas la apuesta más importante sigue siendo la infraponderación del euro (63%), favoreciendo en cambio el dólar estadounidense (20%). Se trata de una respuesta a la posibilidad de subidas de tipos en EE.UU., así como a las propiedades típicamente defensivas de la moneda estadounidense.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído