Actualización del M&G Dynamic Allocation: positivos en renta variable y en deuda corporativa


A pesar de que la volatilidad experimentada en septiembre y octubre ha sido bienvenida por la mayoría de los gestores –ya que las correcciones han generado interesantes oportunidades de compra– son muchos los que no encuentran una justificación fundamental a las ventas. Juan Nevado y Tony Finding, gestores del M&G Dynamic Allocation, se encuentran en este grupo: “Si pensamos en lo que ha cambiado en los últimos doce meses en cuanto a los factores que están impulsando o frenando la situación macroeconómica fundamental, lo cierto es que el entorno mundial ha mejorado”.

Los expertos consideran que los factores subyacentes, como el crecimiento, el empleo o las finanzas personales muestran signos de mejora, “sobre todo en Estados Unidos, pero incluso en las áreas de mayor debilidad, como la eurozona”, lo que les hace pensar que la volatilidad ha sido causada, en gran medida, por el temor a la deflación: “En un entorno de baja inflación como el actual, bastan unos pocos datos negativos para que a la gente le entre el pánico sobre una posible espiral deflacionista”.

Positivos en renta variable y en crédito

En la última actualización del fondo, los gestores de M&G Investments se muestran optimistas con las perspectivas de las acciones, “sobre todo cuando se nos ofrecen con un gran descuento”, y han aumentado la asignación a renta variable del 48% al 53%, añadiendo exposición a las regiones más afectadas por las ventas recientes: Europa (Alemania y el Eurostoxx 50) y Asia (Japón, China, Taiwán y Corea). Sin embargo, todavía perciben grandes divergencias entre regiones –tanto en términos económicos como de política monetaria– y entre las valoraciones de la renta variable, por lo que recomiendan ser muy selectivos dentro de cada clase de activo tanto a nivel geográfico como sectorial”.

La volatilidad reciente también ha afectado a la renta fija, ya que “la búsqueda de refugio ha llevado las rentabilidades de los bonos gubernamentales a niveles mucho menos atractivos que los que alcanzaron tras el ‘taper tantrum’ del verano pasado, cuando aprovechamos para reforzar nuestras posiciones de largo plazo”, explican Nevado y Finding. Por este motivo, los gestores han recortado en un 2% la posición del fondo en bonos estadounidenses a 30 años, aunque siguen viendo valor en otros títulos que ofrecen mejores rentabilidades y se ven respaldados por los fundamentales, como los del gobierno mexicano, cuya posición han aumentado hasta el 7%.

La deuda corporativa también ha mejorado su atractivo tras las correcciones. “Hemos aumentado en un 5% la exposición a crédito por la diversificación adicional que aporta a la cartera”, explican los gestores, “ya que el crédito ofrece características diferentes a la renta variable en cuanto al comportamiento potencial de los precios en distintos entornos económicos. En concreto, unos malos datos de crecimiento resultarían negativos para las acciones pero, si los impagos se mantienen en niveles bajos, el crédito podría resistir bastante bien”.

Así las cosas, el gráfico refleja la asignación de activos del M&G Dynamic Allocation a 31 de octubre de 2014.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído