Actualización de la visión de Ángel Agudo y del posicionamiento del Fidelity Funds America Fund


Con un total de 7.567 millones de euros en activos bajo gestión (a 30 de abril), el Fidelity Funds America Fund es el de mayor patrimonio en España de los fondos de su categoría. Esto le acredita el sello Blockbuster de Funds People, pero también cuenta con el de Consistentes gracias a la gestión de Ángel Agudo, que ha ofrecido recientemente una actualización de una estrategia en la que se reflejan tanto el estilo value como su personalidad. El gestor tiene muy claro hacia dónde quiere ir: “Para vencer al índice tienes que hacer algo diferente. A mí me pagan por tomar riesgo. Lo que hago es tomar un riesgo más específico a las compañías (que está asociado a dos tercios de la cartera) y menos ligado a la macro”. El gestor de Fidelity invierte sólo en valores que sean capaces de proporcionarle al menos un 30% de potencial alcista.

La visión largoplacista es clave para la selección de valores. “Cuando miro una compañía ahora mismo, la estoy valorando de cara a 2018 ó 2019. Pago por el tiempo, porque estoy dispuesto a ser paciente, y pago por la controversia. Para mí, la situación ideal para invertir es una compañía que lo ha pasado mal últimamente, cuyos múltiplos están deprimidos”, resume el gestor. Una compañía que ahora está en esas condiciones ideales para el gestor es el fabricante de juguetes Mattel. Otro ejemplo anterior es el de Microsoft, en la que Agudo invirtió cuando la acción estaba a 28 dólares. Han pasado cuatro años y medio, y sigue invirtiendo en el valor. “Compro, si la tesis no cambia aumento la posición, y si se agota el potencial alcista, reduzco”, resume Agudo sobre su procedimiento. Esto no significa que esté retocando constantemente la cartera: el porcentaje de rotación de activos del FF America Fund es de tan sólo el 20%.

La segunda pieza clave del estilo del gestor es su habilidad para calcular el peor escenario posible, con la intención siempre de proteger el capital de sus partícipes. “La mayor parte de la gente que yo conozco dedica mucho esfuerzo a saber qué va a pasar. Hace mucho tiempo que he renunciado a hacer ese tipo de previsiones. Prefiero pensar qué podría pasar, que es un enfoque muy diferente porque ayuda a reducir el ruido de mercado, especialmente en un mercado como EE.UU., que es muy reactivo a la información”. Para poder prever qué podría pasar, el experto combina el gran descuento de la acción y el potencial alcista con la exigencia de que el valor tenga un potencial bajista limitado.

Visión y posicionamiento del fondo

“En dólares, 2015 ha sido tan malo como 2009 a nivel global, debido a que los países emergentes se vieron en una situación dramática, por culpa de la fortaleza del dólar. Esto significa que ahora hay muchas oportunidades, aunque parezca que el mercado está en máximos. No es cierto que estemos en máximos históricos, porque un tercio del mundo ha corregido un 75%”, declara Agudo.

En su opinión, gran parte de los desequilibrios dentro de la renta variable estadounidense se debe a la alta dispersión entre sectores. Subraya por una parte el caso extremo del sector de la energía, que ha sufrido por la dialéctica entre Arabia Saudí y la revolucionaria producción de petróleo de esquisto en EE.UU. “El petróleo ha cambiado de estructura, ahora es mucho más rápido y reactivo. El precio del petróleo ha caído por buenas razones, estamos muy cerca del punto de pérdida máxima”, aclara.

Por otra parte, la razón por la que el gestor considera que el mercado cotiza en su fair value es que algunos sectores cotizan con márgenes en niveles históricos: “Nunca la tecnología ha ganado tanto dinero en los últimos 40 años, mientras que el consumo discrecional sólo lo ha hecho mejor en un 3% de las veces. Sin embargo, la energía nunca había ganado tan poco dinero, y las telecos sólo lo han hecho peor en un 10% de las veces”. El gestor también se fija en la dispersión entre los propios valores. Hace referencia al acrónimo FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google), que abarca “unas pocas compañías que lo están haciendo muy bien y que están tirando del mercado”. Sin embargo, recomienda tener cuidado con estas compañías porque presentan un potencial alcista limitado.

El gestor ha dedicado el último año ha efectuar algunos cambios significativos en la cartera. El primero, que ahora tiene un componente más internacional, es decir, que presenta un sesgo hacia compañías exportadoras. También ha efectuado algunas apuestas contrarian, la más destacada una efectuada hace seis meses, cuando compró muchas compañías de materiales porque creía que la reacción del mercado había sido extrema. Actualmente sigue sobreponderado en materiales, con una exposición importante a valores vinculados a la agricultura, que presenta un ciclo diferente al de otras materias primas.

Agudo ha incrementado significativamente la ponderación de los valores industriales: si hace año y medio estaba muy infraponderado, ahora suponen el 15% del FF America Fund. Dentro del sector, declara que le gustan las empresas contracíclicas y con mucha generación de efectivo, y que tiene una exposición significativa a compañías relacionadas con la defensa (se prevé que EE.UU. incremente su presupuesto de Defensa en un 5%). El gestor sobrepondera asimismismo compañías de consumo básico.

En cambio, en 2015 tenía una sobreponderación del 10% en farmacéuticas, pero en verano del año pasado redujo su posición a neutral. Como después el sector corrigió mucho, volvió a comprar algunos de los valores que ya conocía porque había invertido en ellos previamente.  

El FF America Fund está actualmente infraponderado en consumo discrecional (antes lo sobreponderaba), porque “la economía estadounidense va bien y esto se refleja en los precios”. También infrapondera los valores de energía, donde mantiene una exposición indirecta, a través de ingenieras. “Las empresas financieras son mi posición más incómoda, porque veo cosas que me gustan y otras que no”, concluye Agudo en su repaso al posicionamiento del fondo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído