Acropole descarta un crash de los convertibles como en 2008


El equipo de la gestora Acropole AM considera que este verano será recordado como un periodo de pánico en el mercado, con las principales bolsas sufriendo fuertes caídas, aunque actualmente la calma esté volviendo a instaurarse. Como consecuencia de ello, afirma que existen muchas acciones sobrevendidas, que han puesto en precio una recesión en el mundo occidental y que cotizan a múltiplos muy baratos. “La renta variable ha sido tirada por la borda de forma indiscriminada”, dice la gestora.

Los últimos acontecimientos han motivado que sus perspectivas sean positivas para muchas compañías europeas que generan gran parte de su negocio fuera de la región. “Sobre todo su rentabilidad por dividendo no puede obviarse cuando se compara con otros activos como la renta fija francesa o estadounidense”, aseguran, a pesar de los riesgos que aún permanecen en forma de una crisis de deuda aún sin resolver en Europa y unos datos de desaceleración económica.

En este escenario, Acropole cree que los convertibles son un vehículo apropiado para beneficiarse de un rally bursátil mientas limita el riesgo bajista si los mercados siguen cayendo, añadiendo además ahora el atractivo de sus valoraciones, a diferencia de lo que sucedía a principios de año. “Los bonos convertibles cotizan actualmente con descuento frente a los bonos tradicionales y también en términos de volatilidad”, comentan desde la entidad.

Además, Acropole no espera que el activo sufra otro crash como el vivido en 2008, pues el perfil del tenedor de estos bonos ha cambiado de forma radical y la gran mayoría es ahora propiedad de fondos long-only (por ejemplo, de entidades como Pimco), mientras hace tres años los hedge funds eran los principales inversores.

Otra de las razones para descartar una repetición de lo vivido en 2008 es la salud de las compañías, pues ahora han renovado sus balances a través de nuevas emisiones y desplegado sus flujos de caja para reducir deuda. Además, “no parece que actualmente haya una crisis de liquidez interbancaria”. En contraste con 2009, Acropole señala también que los bancos han mejorado sus balances y cuentan con facilidades de acceso a la liquidez del BCE, a la vez que los balances de las empresas se han reestructurado.

Por ello, en un escenario donde persisten las incertidumbres pero en muchas acciones están descontadas, dicen que los convertibles son atractivos porque se pueden beneficiar de un rally en el mercado. “Creemos que la estrategia apropiada en este momento es mantener posiciones y, si es posible, incrementarlas”, apostillan.

Noticias relacionadas

Lo más leído