AC prevé un sector más enfocados a la inversión que al ahorro


El grupo financiero de las cajas de ahorros cree que durante el próximo año el dinero no volverá de los depósitos a los fondos más conservadores y que el sector deberá crecer por los productos mixtos y de renta variable. Su director de marketing, Marcelo Casadejús, espera un sector con un tamaño más reducido y en el que se inicie procesos de concentración.



“En un futuro a corto plazo, el ahorro estará en el ahorro y la inversión, en la inversión”. Marcelo Casadejús, director de marketing de Ahorro Corporación, cree que la corriente de reembolsos continuará castigando a las clases más conservadoras. “La corriente de reembolsos seguirá afectando a unas clases con mayor incidencia, como la renta fija a corto plazo y los garantizados, en menor medida”, explica. Mientras, el crecimiento del próximo año se podrá encontrar en las clases de activos de mayor riesgo, mixtos y de bolsa, a los que volverá paulatinamente el inversor a medida que vaya transcurriendo el año.



No obstante, estas entradas de dinero en los fondos de riesgo no podrán compensar los reembolsos en las categorías más conservadoras. Así, según las previsiones del grupo financiero de las cajas de ahorros, 2009 podría terminar con un patrimonio de 137.000 millones de euros, un 20% inferior al que puede tener a finales de este año. Esto supondría que los activos bajo gestión se habrían reducido a la mitad en solo dos años, desde los 269.000 millones de euros de abril de 2007, una cifra que en su opinión resultará irrecuperable. En opinión de Casadejús, el suelo del mercado podría estar cerca de los 100.000 millones de euros de patrimonio gestionado.



Esto, en opinión de Casadejús, va a provocar una remodelación del sector, que deberá asumir un patrimonio más reducido, pero más centrado en la inversión. “En España, los fondos de bolsa representan poco más del 5% del negocio total, mientras que en otros países alcanza el 40%. El origen del mercado de fondos en España son los bancos y cajas, lo que provocó que el producto creciera en ahorro, no en inversión. Ahora esto tendrá que cambiar”, explica.



También supondrá cambios en la venta del producto, centrándose el cliente de grandes redes en los fondos básicos y el de banca privada, teniendo acceso a una oferta más amplia. Sobre el proceso de reestructuración, sí cree que habrá cambios, después de que el patrimonio cayera en muchas gestoras españolas a la mitad y los costes de estructura continúan siendo los mismos. Esto llevará, en su opinión, a fusiones y ventas de gestoras.





Lo más leído