AC estima los reembolsos en septiembre en 1.140 millones


Las primeras estimaciones sobre la evolución de la industria de la inversión colectiva en septiembre hablaban de salidas netas cercanas a los 700 millones de euros, según los datos tanto de VDOS como de Inverco. Pero Ahorro Corporación estima que los reembolsos de los inversores han sido un 60% mayores, de 1.140 millones de euros en total. Éstos, junto con el efecto de los mercados, habrían restado un patrimonio de 1.550 millones de euros. Sin embargo, a la evolución de los mercados y al comportamiento de los inversores habría que sumar los efectos de la reconversión del fondo inmobiliario de BBVA en una sociedad de inversión, que restó a los activos de los fondos los 1.370 millones de euros que gestionaba en BBVA Propiedad a cierre de agosto.

En total, 2.910 millones menos que suponen un retroceso del 2,1% respecto al mes anterior, dejando los activos en 133.990 millones de euros, la cifra más baja del milenio según AC. Es más, en los últimos cuatro años, desde los máximos de abril de 2007, cuando marcó 269.100 millones de euros, la industria ha perdido la mitad de su patrimonio.

El recelo de los partícipes hacia los activos de riesgo favoreció la entrada de capital en los productos de renta fija a corto plazo, en los que entraron 320 millones –sobre todo de Banco Santander-. Fue el único grupo que recibió dinero, después de que en los últimos meses hubiera sido la gran perjudicada por las oleadas de reembolsos.

Los garantizados se convirtieron en esta ocasión en una de las familias con mayores salidas patrimoniales. Este cambio de tendencia fue debido, en gran parte, a la baja de una veintena de fondos que, en conjunto aglutinaban 485 millones de euros, y a la ausencia de lanzamientos de calado -tan sólo se inscribieron dos productos nuevos, que hasta el momento suman siete millones de euros-. En el año, sin embargo, los garantizados continúan siendo los productos más demandados por los partícipes y apuntan suscripciones netas por valor de 3.640 millones de euros, lo que supone un 7,5% más sobre el saldo gestionado a cierre de 2010.

Pero en este escenario, las rentabilidades de los fondos de inversión no sufrieron retrocesos tan relevantes como los registrados durante agosto los fondos de mayor riesgo, como renta variable pura, registraron pérdidas del 2,21%, frente a las caídas del 14% del mes anterior y en septiembre, los fondos más conservadores, monetarios y garantizados, subieron el 0,09% y el 0,14%, respectivamente. En conjunto, el mercado cerró con un retroceso medio del 0,29%, lo que eleva la caída anual hasta el 1,44%.

Por entidades, tras meses de registrar pérdidas y convertirse en una de las entidades con peor comportamiento anual, Banco Santander logró ser la única gestora en septiembre de entre las diez grandes en cerrar sin sufrir caídas patrimoniales, gracias a que sumó cerca de 250 millones de euros en un único producto de renta fija corto plazo –Banesto Ahorro Clase B- y más capital en otros productos conservadores, que compensó las salidas en las categorías de riesgo, por valor de 370 millones de euros. En total, su patrimonio se incrementó en 60 millones.

La Caixa, por su parte, volvió a sufrir en garantizados tras un leve repunte en agosto. Perdió en esta categoría 240 millones de euros. Esto, sin embargo, no le impide ser la entidad con mayor crecimiento patrimonial en el año tanto en esta categoría como en el conjunto de mercado. Por cuota, las diez primeras sumaron 0,29 puntos; de ellas, sólo perdieron terreno las gestoras de BBVA, Banco Sabadell y Caixa Catalunya.
 

Noticias relacionadas

Lo más leído