Abu Dhabi entra al rescate


Desde que el holding Dubai World solicitara un aplazamiento en el pago de la deuda, la comunidad financiera ha vivido pendiente de un hilo. Al tratarse de una compañía de capital estatal, los inversores presuponía el aval implícito del gobierno de Dubai, y por ende el respaldo del emirato de Abu Dhabi, por lo que si entrase en impago podría ser un síntoma de que la región se enfrenta a serios problemas financieros. Finalmente, el Gobierno de Abu Dhabi ha decido tomar cartas en el asunto y ha financiado con 10.000 millones de dólares la creación de un Fondo de Apoyo Financiero a Dubai, que será usado para satisfacer las próximas obligaciones de Dubai World.

La primera medida que ha adoptado el nuevo fondo ha sido destinar 4.100 millones de dólares para el pago del sukuk (modalidad de bono islámico) que vencía hoy. Los fondos restantes se emplearán en el pago de intereses y el capital circulante de la compañía hasta el 30 de abril del 2010, siempre y cuando la empresa tenga éxito en negociar la moratoria previamente anunciada. Además, parte de los fondos se destinarán también a satisfacer las obligaciones de Dubai World con respecto a los proveedores y contratistas de la empresa.

Desde ING IM consideran que la intervención de Abu Dhabi podría deberse a la preocupación del emirato por que algunas de las entidades de capital estatal fueran puestas en revisión de cara a una posible bajada de rating, lo que supondría un incremento sustancial de los futuros costes de financiación e incluso la posibilidad de no volver a emitir deuda en condiciones favorables. “Podría darse el caso de que el rescate de Dubai World fuera más barato que los costes indirectos que supondría para las entidades participadas por el gobierno de Abu Dhabi y el riesgo reputacional al que los Emiratos Árabes Unidos se estaban enfrentando”, comentan desde la gestora holandesa.Transparencia y protección al inversor

A parte de la ayuda financiera, el Gobierno de Dubai también ha anunciado su intención de desarrollar un nuevo marco legal que incorpore los estándares internacionales en términos de transparencia y protección del acreedor. La intención del emirato es que la ley esté en vigor lo antes posible de modo que los inversores puedan acogerse a ella en caso de que Dubai World o sus subsidiarias sean incapaces de reestructurar la deuda.

“El conjunto de las medidas que se han tomado hoy demuestran nuestro fuerte compromiso como líder global financiero en materia de transparencia, buen gobierno y principios de mercado. Es cierto que habrá desafíos periódicamente, pero al igual que los hay en los principales centros financieros de todo el globo”, afirmaba el Comité Fiscal Supremo de Dubai en un comunicado.

Lo más leído