Ábaco Capital: “Hay que estar protegido y, ahora, la duración es muy peligrosa”


En los tiempos que corren, “hay que estar protegidos” y, ante las próximas actuaciones de los bancos centrales desarrollados y unas futuribles subidas de tipos, “si coges duración ahora, puedes perder dinero”, advierte Pablo González, consejero delegado de Ábaco Capital, la primera EAFI española reconvertida en gestora hace una semana.

A juicio de González, que reincide en su advertencia, es momento para estar cubierto de duración, ya que “no sabemos qué va a pasar”. Y lo recalca de forma consciente. El por el momento único fondo de la gestora española, Ábaco Global, es un fondo global y mixto de renta fija que puede invertir hasta un 30% en renta variable y hasta un 70% en renta fija.

En Ábaco Capital “nos pasamos el día analizando empresas”, cuenta José Costales, director de Riesgos de la firma. Si una empresa les gusta y les convence, compran sus acciones. Si una empresa les gusta pero no les da seguridad sobre su supervivencia, invierten en sus bonos. Fácil y sencillo. Por eso su parte de renta fija se centra en mayor medida en deuda privada. En su historia reciente, tan sólo en tres o cuatro ocasiones les han gustado ambas vertientes de la misma empresa y han comprado sus acciones y bonos a la vez. Lloyds Bank es una de esas rara avis.

Debido a su afán por protegerse, intentaron entrar la semana pasada en la emisión que llevó a cabo el Tesoro Público colocando bonos a diez años ligados a la inflación europea. Sin embargo, por una cuestión operativa, no lograron comprarlos. “Una pena”, reconocen, ya que era la pata de deuda pública española donde más valor han encontrado recientemente.

También les cuesta encontrar valor en la bolsa española hoy día. “Es más difícil encontrar descuentos”, consideran. Su única gran apuesta en el parqué español en la actualidad es Colonial.

De forma general, entran en los parqués internacionales cuando detectan compañías que sufren rebajas de rating, tienen un cambio de equipo directivo o presentan cualquier otro problema que provoque una bajada de precio y una oportunidad para aprovecharse de sus dificultades coyunturales. El proceso, no obstante, no termina ahí, dado que tienen que entender el modelo de negocio de la empresa en cuestión, la cual debe generar beneficios a largo plazo.

Riesgos a vigilar

Ambos expertos coinciden al señalar la situación geopolítica y, sobre todo, la renta fija y el exceso de liquidez en el sistema como los principales riesgos a tener en cuenta por los inversores. “La liquidez no circula por la economía real, va toda a los mercados financieros. Esperemos que, cuando los bancos centrales retiren las inyecciones de liquidez, lo hagan de forma paulatina”, pide González, sabedor de que “es muy fácil entrar en el mercado pero más difícil es salir de él”.

Para equilibrar los tránsitos, explica Costales, “no hay que entender la liquidez como negativa, sino todo lo contrario, como algo positivo para entrar a precio bajo y estar presente cuando las oportunidades aparezcan”.

Objetivos de Ábaco Capital

De momento, cuentan con un patrimonio bajo gestión superior a los 70 millones de euros. No obstante, a dos o tres años vista, esperan situarse en los 200 millones, una cifra donde poder asentarse y hacer rentable su conversión de EAFI en gestora independiente.

Además, próximamente lanzarán su segundo fondo de la gama, un producto de renta variable global que mantendrá el estilo value del Ábaco Global e implementará sus mejores ideas de bolsa en la nueva cartera, también concentrada alrededor de la treintena de valores.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído