¿A qué se debe el mal comportamiento reciente del FF Iberia?


Tras un buen primer trimestre, el FF Iberia Fund ha experimentado recientemente una serie de reveses que han mermado las rentabilidades en lo que llevamos de 2014, lo que puede poner en un compromiso el objetivo de su gestor, Firmino Morgado, de cerrar el año con rendimientos de doble dígito (según datos de Morningstar a 9 de septiembre, sube un 1,3% en el año). Ahora, desde Fidelity Worldwide Investment dan explicaciones sobre estos reveses y actualizan la estrategia del fondo, uno de los más populares de su gama en España. 

“La evolución del fondo se ha visto perjudicada por las decepciones protagonizadas por una serie de empresas y por la búsqueda de la seguridad”, explican desde la gestora. Esas decepciones tienen tres nombres: Banco Espirito Santo (BES), que protagonizó una debacle este verano que terminó en su escisión en Novo Banco y un 'banco malo'; la cadena de supermercados Jerónimo Martins, que publicó unos beneficios trimestrales peor de lo esperado; y las agencias de viajes en línea eDreams Odigeo y Bravofly Rumbo Group, que anunciaron sendos 'profit warning'. 

Salvo en el caso de BES, desde la gestora justifican la validez de estas inversiones. En el caso de Jerónimo Martins, puntualizan que “a pesar de las dificultades competitivas a corto plazo, el potencial de crecimiento a largo plazo de la compañía perece intacto y se basa en sus ambiciosos planes de expansión en Polonia y Colombia”. En cuanto a las agencias, indican que “la mayor parte de los problemas señalados parecen ser a corto plazo” y añaden que consideran a ambas como “beneficiarias clave del crecimiento a largo plazo de los viajes en Internet. Su fuerte presencia en Europa debería ayudar a estas empresas a incrementar su cuota de mercado en un sector de los viajes que es grande y que sigue estando fragmentado”.

Los expertos de la gestora explican que, al comparar la evolución del FF Iberia Fund con la del índice de referencia, hay que señalar que las rentabilidades relativas se vieron perjudicadas por una “búsqueda de la seguridad” que benefició a pesos pesados como Banco Santander, Iberdrola y EDP, que representan alrededor de un tercio del índice compuesto MSCI Iberia. “Estos valores se percibían como opciones relativamente seguras en un entorno de volatilidad en los mercados, nerviosos por las noticias que generaba BES y preocupados por el ritmo de la recuperación económica europea”, señalan desde Fidelity.

A esto se ha de añadir que las malas noticias ensombrecieron a las buenas, algunas protagonizadas por valores que formaban parte de la cartera del fondo, como la mejora de beneficios de Bankinter en el segundo trimestre o la aprobación, por parte del Gobierno de España, de un nuevo marco retributivo en el sector eléctrico para las actividades de distribución, transporte y almacenamiento de gas, que eliminó las grandes incertidumbres que se cernían sobre el sector y dio un fuerte impulso a Enagás y Endesa.

Aunque reconocemos que la selección de valores ha sido decepcionante a lo largo de los últimos meses, seguimos creyendo que un enfoque ascendente sin limitaciones, centrado en identificar las oportunidades de inversión más atractivas, sigue siendo esencial para generar rentabilidades superiores a lo largo del tiempo”, han admitido desde la firma. Justifican que se mantuviera la estrategia de combinar una base de empresas de calidad con situaciones especiales de mayor riesgo con valoraciones atractivas y valores cíclicos porque “ha beneficiado al fondo en años anteriores”.

Posicionamiento actual de la cartera

El gestor ha optado por seguir posicionando la cartera del fondo en torno a una base de empresas de alta calidad con la característica de tener una rentabilidad constante y predecible. Por ejemplo, Inditex , que es una de las posiciones principales del fondo (datos a 31 de julio de 2014), ofrece “una combinación inusual de fuertes tasas de crecimiento, elevada generación de caja y balance sólido”, en palabras de la firma.

También siguen presentes las situaciones especiales que son atractivas por su potencial de restructuración, como por ejemplo las estrategias abiertas en Endesa e Inmobiliaria Colonial, que se está beneficiando mucho de sus esfuerzos de restructuración centrados en reducir deuda.
“En el entorno actual, aunque las empresas sensibles a la parte media y final del ciclo siguen ofreciendo buenas oportunidades, la mayor parte de las empresas sensibles al comienzo del ciclo ya han visto revisada al alza su valoración”, explican los expertos. En este sentido, siguen pensando que las empresas sensibles a la parte final del ciclo con modelos de negocio sólidos deberían hacerlo bien en bolsa, como por ejemplo Acerinox, que “no está cara a pesar de ser un actor clave dentro de la industria del acero inoxidable”. 

Por sectores, siguen encontrando oportunidades en banca: “Nos gustan las entidades bien capitalizadas que se encuentran bien situadas para beneficiarse de la mejora de la situación macroeconómica de España”, explican. Se basan en los resultados del segundo trimestre, la aceleración de las ventas de activos embargados, la estabilización del mercado de la vivienda, el reforzamiento de los coeficientes de capital, los altos niveles de los indicadores de financiación y liquidez, la recuperación del margen financiero… “A la vista de la buena evolución de algunos de estos bancos, estamos prestando especial atención a las valoraciones y nos hemos posicionado a favor de estos valores, que siguen ofreciendo buenas perspectivas y recorrido al alza”, concluyen desde Fidelity.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente