Tags: Latam |

"A pesar de la crisis en los emergentes, consideramos que pueden existir oportunidades en Turquía e India"


Los emergentes volverán a ser tema de inversión. Ese es uno de los mensajes principales que el gestor de Edmond de Rothschild, Christophe Foliot, transmitió en su visita a Madrid. "No creemos que exista una crisis real en los mercados emergentes, sino que se trata de movimientos de capital", y añade, "con el tapering ya en desarrollo, creemos que estamos cerca de que se cierre esta tendencia". Mientras tanto, indica que la volatilidad actual ofrece oportunidades de acceso a estos mercados, aunque hay que ser muy selectivos. De hecho, el fondo que gestiona y que la entidad pretende registrar en la CCR chilena, Edmond de Rothschild Global Value, ha invertido parte de la liquidez que tenía (un 9% al cierre de diciembre), en algunos mercados emergentes.  

El fondo emplea una estrategia basada en la inversión en empresas de calidad que están infravaloradas. Con este foco y convencido de que todas las crisis son una oportunidad, el gestor considera que India y Turquía podrían ser interesantes para los próximos meses. El experto indica que a pesar de que los fundamentales económicos de este último mercado son buenos, el país ha experimentado una caída de en torno al 10% de su mercado de renta variable, y la evaluación de su divisa en casi un 30%. "Creemos que hay algunos puntos de entrada en este mercado, y estamos mirando el sector bancario". Asimismo, señala que la caída de la moneda local beneficia al país, ya que "han incrementado su competitividad de cara a los inversionistas extranjeros, por lo que es posible que algunas empresas se planteen trasladar parte de su producción al país". Sin embargo, advierte que hay un riesgo próximo en el mercado: las elecciones. "Sin embargo, no es algo que determine nuestra inversión. Al seguir una estrategia value, invertimos más cuando existe esta niebla, es decir, en el momento en el que no se conocen los resultados en vez de invertir cuando ya todo está decidido. Es el etapa en la que las acciones pueden registrar esa mejora que buscamos", comenta.

En el caso de India, Foliot señala que si gana el candidato del partido liberal las próximas elecciones "podría significar un gran cambio para el país". Mientras tanto, la gestora apunta a aquellas empresas que se podrían beneficiar de la caída de la rupia. Destaca a las empresas exportadoras, como las firmas farmacéuticas. En cuanto al mercado local, Foliot indica que "las empresas de infraestructura y los bancos, han registrado un rendimiento bastante pobre". Sin embargo, el sector financiero está en su objetivo "porque el grado de penetración del sector en el país es bastante bajo. Esto supone que existe un interesante crecimiento estructural potencial. Es decir, aunque al final resulte que el candidato vencedor en las elecciones no es el adecuado, los bancos podrán seguir creciendo en términos estructurales, como las aperturas de cuentas, créditos, hipotecas, etc.", explica.

Los mercados que descarta

Algunos mercados como Sudáfrica son un claro no para el gestor. "Los fundamentales no son buenos y su mercado está muy relacionado con la minería. El caso de Latinoamérica es similar en el sentido de que está muy relacionado con las materias primas. México nos gusta, pero no podemos aplicar una estrategia value en el mercado, lo que es un problema para nosotros. No invertimos en Brasil porque muchas de las empresas son estatales, por lo que trabajan para el Estado y no para los inversionistas. Argentina, no lo consideramos ante la situación actual. Y en el caso de Chile, no invertimos porque es un mercado con una gran exposición al cobre", lo que supone un gran riesgo, explica Christophe Foliot, gestor del fondo Edmond de Rothschild Global Value.

Noticias relacionadas

Lo más leído