Tags:

“A la hora de invertir, nunca hay certezas”


“Al invertir nunca nunca hay certezas. Se trata de tener mucha paciencia, sentido común, estar muy enfocados en la gestión y trabajar todos los días”. Estas son las claves del día a día de Juan Bertrán, Cayetano Cornet y Álvaro Martínez, gestores de Cartesio. La gestora española, creada por los tres socios, ha cumplido ya ocho años de vida y, en este tiempo, los tres han mantenido el timón fijo en los principios con los que se lanzaron a crear su propia gestora.

“Tenemos la capacidad de hacer una asignación de activos muy flexible, gestionamos sólo dos productos y no queremos tener más. Además tenemos todos nuestros ahorros invertidos en ellos y seguimos el mismo equipo gestor desde el principio”, explican. “Son tres elementos bastante únicos en el mundo de la gestión”.

A la hora de tomar decisiones siempre tiene que haber mayoría entre los tres, de manera que si la decisión es unánime tendrá más peso en la cartera y si son dos de ellos los que apoyan una inversión, tendrá menos peso. En todo caso, son muy gradualistas a la hora de entrar y salir de un valor o de cambiar su asignación de activos. “En el mercado no hay blanco ni negro y acertar con el timming es muy difícil”, explican. “No especulamos sobre acciones sino que compramos negocios”.

Sus dos estrategias se diferencian en la capacidad de asumir más o menos riesgo. El Cartesio X es el más conservador, mientras que el Cartesio Y puede llevar su peso en bolsa hasta el 100%. Actualmente, en este último se mueven en el entorno del 80%, mientras que en el X están en un 17%. “Somos optimistas en general, hay poca visibilidad en el mercado pero los precios actuales son muy atractivos y merece la pena estar invertido”, dicen. El Cartesio X acumula una rentabilidad anual del 4,5% desde su lanzamiento en 2004 y el Cartesio Y del 4,86%.

Por sectores, tienen posiciones en el de la tecnología, con nombres como IBM, Intel o Microsoft, en transporte, infraestructuras y farmacéuticas. En tecnología entraron por primera vez hace dos años, atraídos por las atractivas valoraciones y porque han encontrado empresas globales, con modelos de negocio sólidos en las que invertir. Siempre cubren el riesgo divisa  a euro.


Su exposición al sector financiero muy limitada: tan sólo tienen un 3% que se reparte entre BBVA y Sao Paolo. “Históricamente, nunca hemos sido mucho de invertir en bancos, nos da miedo su apalancamiento y son modelos de negocio que no entendemos”, explican. “Hemos entrado más por un tema de valoraciones atractivas que hemos encontrado y pensando en el largo plazo porque, a corto, el sector todavía va a sufrir”.

Sí juegan los bancos a través de la renta fija, especialmente de los grandes nombres.

En deuda, consideran que los spreads de las emisiones más arriesgadas compensan entrar en ellos y por ello tienen papel de grandes empresas españolas que están ofreciendo rentabilidades muy atractivas por el riesgo país que acarrean. En todo caso, tan sólo entran en emisiones grandes ya que les preocupa mucho la liquidez. La duración de su cartera de renta fija es de 3,5 años.

Sus dos fondos españoles tienen sus respectivos clones en Luxemburgo y, de los 300 millones de euros que gestionan globalmente, 42 pertenecen a esos productos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído