A la bolsa le quedan baterías: “la subida debería continuar a corto plazo”


Los mercados han arrancado el año con una nota positiva, lo que en muchos casos podría considerarse una sorpresa dada la perspectiva de cautela que imperaba a principios de 2012. Esta favorable evolución la explica, según asegura ING Invesment Management, un posicionamiento de los inversores que hasta entonces era muy prudente y que ha derivado en un movimiento marginal en la dirección contraria, algo que es probable que suceda cuando los inversores se agolpan a un lado determinado del mercado. 

 

En su informe de Houseview, la entidad holandesa considera que la tendencia mostrada este año por la renta variable podría mantenerse a corto plazo, dado que los flujos siguen siendo modestos y que, tal y como sugieren numerosas encuestas, los gestores continúan manteniendo un peso bajo en esta clase de activos.  “Obviamente, esto sólo sería posible si los inversores no se vuelven a escandalizar ante el temor a un riesgo sistémico, situación que entra dentro de lo posible ya que las dudas que rodean a la crisis del euro persisten”, indica la entidad. 

 

El catalizador que ha provocado el repunte de los índices no sólo lo encuentra ING IM en el plan de refinanciación a tres años aprobado por el BCE, sino que también en la sorprendente mejora que han experimentado los indicadores a nivel global. Por ello, desde la gestora holandesa sobreponderan el mercado de acciones, una positiva visión que también mantienen sobre el real estate, especialmente en el de Estados Unidos, país donde encuentra “valoraciones atractivas y un buen momentum de mercado” después de haber visto cómo los indicadores apuntan a una recuperación de esta clase de activos. 

 

Puede  consultar el informe completo descargándose el siguiente archivo: