Tags: Alternativos |

A&G concentra un 7% de su activos bajo gestión en alternativos no UCIT


Alternativos es, para Diego Fernández Elices, director de Inversiones de A&G Banca Privada, todo aquello que está más allá de los activos tradicionales. Pero también están las estrategias alternativas, donde la particularidad no está en el activo donde invierten, sino en la forma de hacer las cosas.

Como casa especializada en arquitectura abierta, no solo de fondos, Elices explica que conviene diferenciar en un momento donde hay interés por este universo de inversión entre los activos alternativos (private equity, venture capital, deuda privada, inmobiliario, infraestructuras, energía, materias primas, hedge funds e insurance linked securities) y estrategias alternativas.

Esta banca privada concentra un 7% de los 10.000 millones de activos bajo gestión, nivel que acaban de rebasar a cierre de agosto, en estrategias alternativas no UCIT. Esta cifra es mucho más alta si se tiene en consideración a los vehículos UCIT alternativos, que en conjunto con los anteriores, llegan a representar de un 10% a un 30% de la cartera del cliente.

En este sentido, Fernández Elices destaca que, al igual que el resto de activos, los alternativos también tienen un riesgo financiero. Por tanto, recomienda no fiarse únicamente de la correlación ya que la fórmula habla del pasado, no del futuro. “Por eso hay que buscar distintas fuentes de retorno y opcionalidad”, señala.

Lo que buscan con este tipo de vehículos es que aporten una baja correlación, que ofrezcan para la misma rentabilidad un menor riesgo, que diversifiquen, y que realicen una gestión activa con un claro alineamiento de intereses. “Los gestores de estos fondos suelen ser fundadores. Además, si hay talento, cuanta más flexibilidad tenga la estrategia más posibilidades de brillar tiene”, apunta.

También remarca que, al igual que se pueden plantear los alternativos como sustitutivos para una parte de la cartera que se destina a renta fija, considera que hay muchos alternativos que pueden reemplazar a la renta variable, como puede ser el venture capital. 

Actualmente, juegan tendencias a través de vehículos alternativos como el Tactical Opportunities Feeder Fund (mix de varios tipos de alternativos como private equity, inmobiliario, deuda…), el Seaya Ventures II FCR (venture capital de empresas tecnológicas españolas y latinoamericanas en su fase temprana, como puede ser Cabify), el EBN Pre-IPO US FCR (venture capital de compañías tecnológicas en su etapa anterior a la salida a bolsa), el Castelllana Real Estate Fund (inmobiliario de primera residencia en Madrid y principales ciudades españolas), el Alteralia II (deuda privada para financiar el crecimiento de empresas medianas, principalmente españolas) o el Carlisle Long Term Growth Fund (estrategia que compra pólizas de seguro americanas). 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído