“A estos niveles estar largos en volatilidad entraña un riesgo muy bajo”


Desde que el pasado verano el presidente del BCE, Mario Draghi, anunciase que haría todo lo que fuese necesario para evitar la ruptura del euro, la volatilidad entró en una fase de normalización que le hizo pasar en apenas seis meses del 30% al 20%. ¿Estamos en el mismo entorno que antes de la crisis económica, cuando la volatilidad permanecía en niveles muy bajos? Gilbert Keskin, codirector de volatilidad y bonos convertibles en Amundi, cree que no. “En 2005 y 2006 estábamos largos en volatilidad. Ahora, también, ya que a estos niveles mantener una estrategia de este tipo no entraña demasiado riesgo. Sin embargo, el contexto es muy distinto”.

En una presentación realizada en Madrid, el corresponsable de volatilidad de la firma francesa asegura que entre 2008 y 2012 el inversor pensaba en las estrategias de volatilidad como mecanismo de protección. Tras las palabras de Draghi se ha empezado a ver la volatilidad como una clase de activo más de la cual poder extraer rentabilidad. Ese es, en su opinión, uno de los grandes cambios que se han producido a lo largo de los últimos meses. “La cuestión ahora es saber si estamos en un momento similar al vivido en 2005 y 2006, cuando la volatilidad era baja, o en un periodo en el que asistiremos a repuntes que agitarán a los mercados”, indica.

Para Keskin, la segunda hipótesis es la más probable. En este sentido, el experto reconoce que el escenario central con el que trabaja con su compañero Eric Hermitte implica un nivel de volatilidad moderada, típicamente como el vivido en el mercado en 2010 y 2011. En 2010, por ejemplo, el MSCI World subió un 12,5%, mientras que el Amundi Funds Absolute Volatility World Equities lo hizo solo un 5,1%. No obstante, en 2011 el índice cayó un 5%, mientras que el fondo ganó un 5,4%. Algo muy similar sucedió con el Amundi Funds Absolute Volatility Euro Equities. “El objetivo es generar  retorno absoluto  en un horizonte de inversión a medio-largo plazo”, asegura.

Este comportamiento apoyaría otra de las ideas fundamentales defendidas por el experto: la utilización de estrategias de volatilidad para diversificar una cartera. “Con unos tipos de interés tan bajos, hay que olvidarse de la renta fija como una clase de activo útil para proporcionar dicha diversificación. Los spreadsde crédito están ajustados y las materias primas tampoco parecen ser una buena opción a juzgar por la fuerte caída experimentada por el oro semanas atrás. La volatilidad es la única clase de activo que, a medio plazo, aporta esa descorrelación a una cartera. Al inversor le aportamos diversificación y retorno absoluto a medio-largo plazo con una fórmula de gestión que combina el análisis cuantitativo y cualitativo”.

La clave, ser activo

“Lo que está claro es que si no eres activo invirtiendo en volatilidad, vas a perder dinero. La gestión activa consiste en ser compradores de volatilidad cuando se encuentra a niveles bajos y tomar beneficios cuando ésta sube y eventualmente poniéndose cortos cuando alcanza valores extremadamente altos. Hay que tener en cuenta que cuando la volatilidad es baja es más difícil ser activo y, por lo tanto, conseguir rentabilidad. Eso es precisamente lo que ha hecho que nuestro fondo sufra últimamente. Sin embargo, a largo plazo cabe esperar algún movimiento en la volatilidad , por lo que podríamos alcanzar nuestros objetivos”, señala.

Aunque es difícil saber de dónde procederá, Keskin reconoce esperar algunos repuntes de la volatilidad. “Existen todavía muchas incertidumbres en el mundo que el mercado ya está teniendo en cuenta. La crisis de deuda soberana europea es conocida. El temor a la ralentización del crecimiento en China también pero… ¿quién iba a predecir la caída de Lehman Brothers en 2008? ¿Y la crisis griega? Los mayores repuntes de la volatilidad se han producido por eventos totalmente imprevistos, no por asuntos de los que se hablan todos los días en los medios de comunicación”, asegura el experto. “Si el inversor confía en la volatilidad como estrategia descorrelacionada, debe apostar por productos de este tipo”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído