“A corto y medio plazo, las tecnológicas podrían seguir despuntando en bolsa”


Tras las elevadas rentabilidades ofrecidas a lo largo de los últimos años, las perspectivas del sector de tecnología de la información siguen siendo favorables, lo cual es clave para conseguir un crecimiento continuado de la productividad en la economía mundial. Por este motivo, algunas gestoras reconocen sentir un especial interés por este sector. Entre ellas está ING Investment Management, quien afirma que “a corto y medio plazo, las compañías tecnológicas podrían seguir despuntando en bolsa”.

“Aunque la atonía es la nota que caracteriza a las perspectivas de crecimiento económico de los próximos años, numerosas empresas del sector continúan registrando un crecimiento saludable gracias a su decisivo papel en el incremento de la eficiencia de las compañías. Además, el incesante desarrollo de Internet móvil y del Cloud Computing constituye un factor determinante de la elevada demanda de los productos que fabrican estas compañías, como smartphones, soportes de almacenamiento y equipos de red”, aseguran desde la entidad holandesa.

Simultáneamente, desde ING IM consideran que las valoraciones del sector son muy interesantes. “Pese a sus sólidas perspectivas de crecimiento, muchas blue chips cotizan actualmente con un modesto ratio de beneficios por acción de entre 10 y 12 veces. La fortaleza media de los balances empresariales, con elevados niveles de liquidez y un reducido ratio de deuda sobre recursos propios, constituye una baza adicional para el sector en un momento de incertidumbre”, señalan.

Lo que está claro es que las tecnologías han tenido una enorme repercusión en la sociedad, merced al creciente y cada vez más extendido uso de los ordenadores y de Internet. Esa tendencia seguirá en aumento: el acceso a todo tipo de información, en cualquier momento y lugar, adquiere una importancia creciente. El uso de Internet, ordenadores, iPads y teléfonos móviles aumenta, con un mayor grado de convergencia, lo que también se traduce en un crecimiento exponencial del tráfico de datos, indican.

Según explica la entidad, los nuevos inventos pueden cambiar por completo el entorno competitivo. La introducción de smartphones y de tabletas dio un vuelco radical al planteamiento inicial de las comunicaciones móviles. Ello ha consagrado nuevos ganadores en el sector, al tiempo que deparaba toda clase de problemas para anteriores líderes del mercado, como Motorola y Nokia. En este sentido, ING IM dispone del ING Invest Information Technology, fondo que, según  indican desde la firma, “está favorablemente posicionado para aprovechar esas pautas”.

Noticias relacionadas