9 de cada 10 gestores están convencidos de un default griego


Los inversores globales parecen estar convencidos de que el Gobierno griego acabará anunciando una suspensión de pagos, según la última encuesta de gestores de BofA Merrill Lynch correspondiente al mes de octubre, en la que participaron 199 gestores con activos bajo gestión de 570.000 millones de dólares. Así, más de 9 de cada 10 (el 92% en total) creen que no se podrá evitar y 7 de cada 10 dicen que la suspensión de pagos se anunciará en abril de 2012. A pesar de este consenso, o precisamente porque ya se asume la situación, los inversores están menos preocupados por el riesgo soberano que hace un mes: la crisis de deuda de la UE sigue siendo el mayor riesgo pero la preocupación ha caído desde los máximos de septiembre, desde el 68% hasta el 61%, pues un anuncio ordenado podría evitar el contagio.

 

Los inversores también son menos pesimistas sobre el crecimiento global, y los temores a una recesión global se han calmado. La proporción del panel que la espera en los próximos 12 meses ha caído al 25% desde un 40% de hace un mes. Sólo el 15% espera que el crecimiento se debilite el próximo año, desde el 17% que lo pensaba en septiembre.

 

“La encuesta muestra que los inversores han puesto en precio un default griego”, dice Michael Hartnett, responsable de estrategia de renta variable global de BofA Merrill Lynch Research si bien los inversores esperan aún a ver cómo se resuelve la situación antes de llevar sus posiciones a liquidez, comenta Gary Baker, responsable de renta variable europea.

 

Y es que, con la certeza del default griego, el sentimiento hacia la renta variable europea se ha calmado: ahora, el 7% del panel asegura que la eurozona es la región que más infrapondera, frente al 40% de hace un mes. Incluso más inversores (el 8%) dice que infraponderará con más probabilidad Japón el próximo año. Es más, el 29% del total infrapondera las bolsas de la eurozona, frente al 38% de un mes antes. También ha mejorado el sentimiento hacia Reino Unido, con una infraponderación del 12%, la mitad que en septiembre.

 

A pesar de esas mejoras, la aversión al riesgo siguen en niveles cercanos a los de septiembre, pues la media de balances de liquidez ha subido hasta el 5% en las carteras, una décima más que el mes pasado. En octubre, el 39% de los asignadores de activos sobrepondera la liquidez (frente al 36% de septiembre).
En este contexto, el apetito por activos de riesgo como renta variable y materias primas se ha reducido: el 7% infrapondera las bolsas, dos puntos más que hace unas semanas, e incluso las emergentes han perdido popularidad –el 9% las sobrepondera, un tercio de los que lo hacían un mes antes-.

 

Por sectores, sólo uno cíclico sigue siendo popular: la tecnología mantiene su posición como el sector favorito –con sobreponderación del 39% del panel, cuatro puntos más que un mes antes-, seguido de dos más defensivos (farmacéuticas y bienes básicos). Con respecto a los bancos, la infraponderación ha bajado desde el 47% al 34% de octubre.

Noticias relacionadas

Lo más leído