Tags: ISR | Renta Variable |

Cuatro facetas de la disrupción en una solución todo en uno


TRIBUNA de Vafa Ahmadi, director de renta variable temática de CPR AM, filial de Amundi AM especializada en inversión temática. Comentario patrocinado por Amundi.

La disrupción es un fenómeno multidimensional y de gran alcance que buscamos sintetizar en el fondo CPR Invest - Global Disruptive Opportunities, proporcionando a los inversores un punto de entrada único a la economía global del mañana.

La industria 4.0 abre el universo de inversión de nuestro fondo disruptivo, el CPR Invest Global Disruptive Opportunities, al nuevo capítulo de la historia industrial que comenzó con la explotación de todos los datos generados por cada máquina o herramienta de producción.

En la era digital, una fábrica conectada -que será lo habitual en el futuro- arrojará hasta varios terabits de datos al día. Agregar estos datos y permitir que interactúen está ayudando ya a hacer que las líneas de producción sean más precisas y a mejorar sus capacidades, lo que reduce los costes y los tiempos de producción.

El enfoque de CPR AM, el centro de gestión temática de Amundi, ve cinco canales principales de disrupción en la industria: robótica/ inteligencia artificial, fábricas inteligentes, impresión en 3D y 4D, vehículos autónomos y drones. Estas áreas han sido las causantes de los grandes cambios que se seguirán sintiendo en la industria en los próximos años.

La asistencia sanitaria y las ciencias de la vida son otro de los campos en los que se producen grandes disrupciones. La interacción entre la investigación médica convencional y la industria de alta tecnología ha llevado a un progreso considerable en los últimos años. Su objetivo ha sido desarrollar un sistema sanitario más personalizado y menos costoso.

Las actuales fuerzas disruptivas también están reorientando la medicina tradicionalmente "reparadora" hacia un enfoque más preventivo. La idea ya no es tanto prescribir medicamentos, sino evitar tratamientos repetitivos, mejorando la calidad de la asistencia sanitaria y la eficacia de los medicamentos.

Estos desarrollos son atribuibles a varios factores. La mejora cuantitativa y cualitativa de los datos recopilados ha dado lugar a un análisis más sofisticado y rápido, llevando a una prestación de tratamientos más rápida y adecuada a los pacientes. Gracias al desarrollo de la inteligencia artificial y de los algoritmos, y a unos sensores cada vez más afinados de los objetos conectados, los diagnósticos y las prescripciones han mejorado considerablemente.

Así, nuesetro enfoque hacia el sector de la salud y las ciencias de la vida se basa en cinco subcampos: biotecnología, tecnología médica, inmunoterapia, cibersalud, ciencias de la vida y diagnóstico.

Los retos medioambientales derivados de una mayor demanda y unos recursos más escasos también están empujando a muchas industrias a reinventarse tecnológicamente. Esto ha sido más evidente en el sector energético, con el auge de las energías renovables como la eólica y la solar.

El problema básico de la energía sigue siendo el almacenamiento. Ya no se trata tanto de capacidades de almacenamiento, como de una arquitectura de red cada vez más descentralizada. La solución probablemente requerirá producción y almacenamiento individual. A la espera de una revolución tangible en este campo, los esfuerzos de los últimos años se han centrado en la implantación de redes inteligentes como respuesta a las nuevas normas de gestión de los recursos en el entorno urbano.

Sin embargo, en otros ámbitos, también se están produciendo disrupciones en relación a los recursos. Por ejemplo, los recientes avances en la agricultura, destinados a optimizar la fertilización, plantación y riego, apuntan a una profunda transformación en los próximos años.

Dentro de nuestro universo de inversión, la dimensión Tierra es multifacética pues abarca varios sectores, como las energías renovables, la agricultura de precisión, las redes inteligentes y la eficiencia energética y el almacenamiento.

Como hemos visto, la innovación disruptiva afecta a campos como la industria, la sanidad y la energía. Sin embargo, el ámbito en el que está más claramente presente es sin duda la Economía Digital, que ha surgido como una fuente clave de crecimiento, productividad y rentabilidad de las compañías.

La digitalización de la economía, globalizada y en aceleración, ha transformado no sólo los hábitos y comportamientos de los consumidores, sino también los métodos de producción en pocos años. Desde las comunicaciones hasta el transporte y la energía, ningún sector ha quedado al margen de esta revolución de la tecnología digital, cuyo avance dista mucho de haber terminado.

Además, ha impulsado un cambio estructural hacia una economía de red en la que los individuos han reclamado un papel central. Los consumidores han comenzado a liderar la nueva tecnología, sustituyendo a las compañías, que ahora tienen que adaptarse a las necesidades del consumidor.

Dentro de la dimensión de la Economía Digital, algunos sectores pueden estar más representados que otros, dependiendo de cuán invertibles sean. Al igual que las otras tres dimensiones del universo de inversión, la Economía Digital es un ecosistema que cambia rápidamente. Por ejemplo, cuando empezamos a gestionar el fondo, la banca digital representaba una pequeña subcategoría de nuestro universo debido a un pequeño número de acciones cotizadas. Esta cifra ha ido en aumento, lo que hemos tenido en cuenta y reflejado en el desglose sectorial de nuestra cartera.

El mercado online, el marketing digital y el cloud computing también han estado entre nuestros favoritos. Otras subcategorías, como internet de las cosas y la ciberseguridad, están menos representadas, pero van a ganar peso en el futuro.

DISCLAIMER

Fondo sin garantía de capital ni de rentabilidad sujeto a riesgo de pérdia de capital, riesgo de mercado, de renta variable, de contraparte, de tipos de interés y de crédicto. Para más detalle sobre la polítca de inverisón y los riesgos véamse el Folleto y Documento de Datos fundamentales. Material promocional a la taención del publico general salvo de “US Persons” (residentes o ciudadaneos de EEUU de América). No constituye oferta de compra ni venta en ningún país donde pudiera ser considerado illegal, no constitye asesoramiento de inversion. Información no contractual con información de un subfondo de CPR INVEST, institucion de inversion colectiva luxembuguresa regulada por CSSF y registrada en CNMV con el nº1564. Amundi Iberia SGIIC registrada en CNMV con el nº 31 www.amundi.es . CPR Asset Management, sociedad gestora de carteras autorizada por la AMF, n° GP 01-056 - 90 bd Pasteur, 75015 París – Francia.

Profesionales
Empresas

Lo más leído