“2012 será un buen año para la inversión en activos de riesgo”, según Raiffeisen CM


El próximo año será positivo para el mercado de renta variable, las materias primas y los activos de renta fija que entrañen riesgo. Al menos así lo prevé Kurt Kotzegger, director de inversiones del área de acciones y distribución de activos de Raiffeisen Capital Management, gestora que de cara el nuevo ejercicio recomienda fondos de acciones de los mercados emergentes, de acciones europeas y carteras diversificadas de inversión en materias primas.

 

“Aunque las previsiones de beneficios para 2012 resultan exageradas, las valoraciones son atractivas, lo que sumado al nivel persistentemente bajo de los tipos de interés y a la escasez de inversiones alternativas interesantes, es un argumento a favor de los activos de riesgo”, señala este experto. Al mismo tiempo, “las materias primas se beneficiarán de la demanda de los mercados emergentes, de la elevada liquidez y de la carrera de devaluaciones que protagonizan numerosas monedas fiduciarias”, afirma.

 

Dentro del ámbito de la renta fija, Kotzegger aconseja a los inversores entrar en fondos que se inclinen fundamentalmente por la deuda corporativa y los fondos de mercados emergentes denominados en las respectivas monedas locales. Asimismo, también apuesta por productos de renta fija innovadores que pongan el acento en los títulos de deuda de mercados emergentes fuertes a escala mundial y de emisores del G-10 y, por tanto, no entrañen el riesgo característico de los países periféricos.

 

Y es que, a nivel macroeconómico, parece que las incertidumbres persistirán el año que viene al entender que “no es realista pensar que existan soluciones rápidas, sencillas y definitivas a los problemas de endeudamiento” que sufre Europa. “El asunto es aún más grave si tenemos en cuenta que la línea que separa los problemas de liquidez y la insolvencia de los Estados es delgada”, asegura el experto.

 

Así las cosas, Kotzegger pronostica que unas políticas presupuestarias muy restrictivas y el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento económico a medio y largo plazo serán la tónica general en gran parte de las economías desarrolladas durante los próximos años. "En vista de los drásticos planes de austeridad y de los esfuerzos emprendidos por cancelar las deudas, todo apunta a que la Eurozona sufrirá una nueva recesión, aunque también EEUU crecerá algo menos de lo acostumbrado”, indica.

 

De acuerdo con las estimaciones que maneja la gestora austriaca, el crecimiento será del 0,2% en la Eurozona y del 1,2% en EEUU, si bien “estas previsiones ya han descontado una alta dosis de pesimismo”.

 

En cuanto a la política que llevarán a cabo los bancos centrales, el director de inversiones de Raiffeisen CM cuenta con que en 2012 se reduzcan los tipos de interés rectores, hasta quedar en la Eurozona “claramente por debajo del 1%”. Del mismo modo, en los mercados emergentes “es de prever que las tasas retrocedan a los niveles previos al estallido de la crisis, lo que hará del 2012 un buen año para los activos de riesgo”, concluye.
 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído