2012: probabilidades de un año menos malo


Durante este año 2011 se han vivido momentos de gran incertidumbre en los mercados y muy influidos por decisiones políticas. Hemos vivido momentos en que los intereses de cada uno de los estados europeos han puesto en peligro la unión monetaria y, por sólo nombrar un ejemplo, el pasado 1 de noviembre, el primer ministro griego después de haber acordado en Bruselas un paquete de medidas, convocó un referéndum en Grecia para su aprobación, alargando la incertidumbre.

Como todos sabemos la incertidumbre es el peor de los males para los mercados y la incertidumbre político-económica vivida ha sido enorme. Dudamos que durante el 2012 se pueda mantener ese mismo nivel acaecido en la segunda mitad del año 2011.

En cuanto a la economía, desde mediados del pasado año se habla del año 2012 como un año que va a ser muy duro y seguramente será así. Una de las causas del mal comportamiento del mercado durante 2011 han sido las previsiones económicas que había para el 2012. En caso contrario, si la previsión para 2012 hubiera sido más optimista el comportamiento del mercado habría sido mejor. La pregunta pues para saber cómo puede comportarse el mercado durante este 2012 sería, ¿la economía en 2013 será aún peor que en 2012?

Como no nos atrevemos a hacer este tipo de proyecciones, vamos a comprobar qué ha pasado en anteriores ocasiones después de un año malo o muy malo. Los siguientes gráficos indican como se ha comportado el índice Dow Jones durante los últimos 100 años, después de un año muy malo (inferior al -20%) o malo (entre el -20% y el -5%). Seguramente al final cada uno de los años malos o muy malos que se han vivido en el último siglo, la sensación entre los inversores sería de un pesimismo parecido al actual.

No obstante la mayoría de veces se equivocaban ya que el año siguiente de un año muy malo, ha sido muy bueno el 45% de las ocasiones, bueno el 33% de las ocasiones y muy malo el 22% de ocasiones. También después de un año malo lo han sucedido más años buenos o muy buenos que malos o muy malos.

¿A qué puede ser debido? En nuestra modesta opinión es debido al precio del activo en cuestión, en este caso, el índice Dow Jones. El precio en la inversión lo es todo y si hemos vivido un año muy malo, el precio suele ser muy inferior a su media habitual favoreciendo una pronta recuperación a poco que se normalice la situación.

Esperamos para el 2012 poder ver el IBEX más cerca de 10.000 puntos, lo que supondría una ganancia aproximada del 15% que no el IBEX en 7.000 puntos, que sería volver a precios del año 1997, aunque no descartamos que toque este nivel en algún momento del año. Confiamos en un buen rendimiento global para el 2012.

No nos vamos a extender en los motivos, pero contemplamos dos escenarios, y todas las decisiones políticas desde entonces han ido hacia el escenario realista que devolvería el P/S a 1,5, que es su media de los últimos 25 años.

Citamos las acciones más importantes acontecidas: cambio Gobierno Griego, cambio Gobierno Italiano, cumbre europea y elecciones españolas. Todas estas medidas están encaminadas a dar certidumbre al futuro político-económico de la Eurozona. Además los bancos centrales han dado liquidez a la economía cuando ha sido necesario.

Lo más leído