2012 cierra como el quinto mejor año para los fondos europeos de la década


2012 fue un año difícil para los fondos de inversión españoles, en los que la tónica general fueron los reembolsos. Pero la historia en los fondos europeos fue diferente, sobre todo en los productos de largo plazo, todos excepto los monetarios. La industria logró captar 230.400 millones de euros, lo que convierte el año pasado en el quinto mejor de la década, en el ecuador entre los peores años y los más fructíferos. Sin embargo, contando los reembolsos en los fondos monetarios, de 44.500 millones en el año, las entradas netas totales se reducen a 185.900 millones, una cifra que dejaría 2012 como el séptimo mejor, o el cuarto peor con un prisma más pesimista, de los últimos diez años, según los datos de Lipper Thompson Reuters.

Prueba de esa tónica de entradas en los fondos de largo plazo y salidas en los monetarios fue el mes de diciembre, en el que los primeros vieron suscripciones de 9.800 millones que fueron borradas por los 26.900 millones en reembolsos en los segundos, utilizados por los inversores con un carácter muy estacionario según comentaba a Funds People Ed Moison, responsable de Análisis Transfronterizo y de Reino Unido de la entidad.

Aunque el resultado final es distinto, de suscripciones en el mercado europeo de fondos frente a los reembolsos en el español, hay un patrón común: el apetito por los fondos de renta fija, que se mantuvo en el mercado nacional a lo largo del mes de enero. En Europa, los productos de renta fija aglutinaron la mayoría de las suscripciones, atrayendo 225.200 millones, la mayor cantidad en los registros de Lipper, de los que 19.400 entraron en diciembre.

Esto explica que Pimco fuera el grupo de mayor éxito, con ventas de 35.100 millones, seguido de AXA (24.000 millones) y BlackRock (14.800). Nueve entidades captaron en el mes de diciembre más de 1.000 millones de euros, lo que da signos de la renovada actividad en la industria, según Moison.

La renta variable cerró con reembolsos de 8.800 millones, si bien la actividad de venta muestra un patrón de mejora desde sus peores momentos en agosto de 2011. En diciembre, las suscripciones en los fondos de este tipo alcanzaron los 13.100 millones, pero Moison se toma el dato con cautela y lo interpreta como signo de una tendencia de “pequeñas oscilaciones” hacia el activo más que de una “gran rotación” entre los inversores europeos hacia la renta variable.

La importancia de los fondos transfronterizos

Además del apetito por los fondos de renta fija, otra de las claves que señala el experto es la creciente importancia de los fondos transfronterizos, que se venden en dos o más países, hasta el punto de que suponen el 45% de los activos totales de la industria europea, 2,67 billones de euros. En este grupo, las suscripciones netas en los fondos de largo plazo alcanzaron los 220.700 millones (182.200 millones, incluyendo los fondos monetarios), una cifra solo por debajo de la lograda en 2010 (234.100 millones).

En este grupo las mayores entradas también son para los fondos de renta fija, con 182.100 millones (18.700 en diciembre), pero los de renta variable están dando más signos de recuperación, pues en diciembre captaron casi 12.000 millones, y en todo el año, 23.300 millones.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído